Escucha esta nota aquí

Mientras en la plaza Murillo se desarrollan los actos protocolares de posesión del nuevo presidente de Bolivia, Luis Arce Catacora, los asambleístas de Creemos se reunieron en la plaza 24 de Septiembre, de Santa Cruz, para señalar que no participarán del acto de posesión de Luis Arce y David Choquehuanca, presidente y vicepresidente del Estado, a modo de expresar su disconformidad.

En representación de la agrupación Creemos, el diputado Erwin Bazán considera que “para nosotros es más significativo estar en la plaza de Santa Cruz que en la Plaza Murillo, donde está posesionándose el señor Luis Arce”. Agrega que el acto que se realiza en La Paz completa “una serie de golpes a la democracia e irregularidades al proceso electoral”.

La bancada de asambleístas reclama la realización de una auditoría al proceso electoral en atención a la demanda social que se ha escuchado los últimos días en diversas ciudades del país. Para Bazán, la obligación de los nuevos asambleístas se centra en ”estar hoy con nuestro pueblo”.

Con la no participación en el acto de transmisión de mando, la bancada de Creemos busca enviar un mensaje muy claro de protesta ante el mundo”, denunciando las irregularidades durante el proceso y la violación de los 2/3 en la Asamblea Legislativa. Consideran que “como bancada única de oposición” era responsable no participar en la posesión que se lleva a cabo en La Paz.

El diputado José Carlos Gutiérrez recordó que una vocal del Tribunal Supremo Electoral “ha definido claramente que se requiere una auditoría” y, por lo tanto, ante las múltiples observaciones que se han dado durante el proceso, mantienen su postura.

Bazán hace referencia a la carta enviada por la vocal Rosario Baptista a la OEA, sugiriendo la necesidad de analizar la supuesta existencia de bases de datos ocultos. Sin embargo, la misma vocal envió una nueva carta de aclaración donde avalaba el resultado electoral.

Por su parte, la senadora Centa Rek dijo que “Bolivia tiene que estar representado por todos, no solamente por el sector masista”. Por ello, pide a la bancada del Movimiento Al Socialismo que rectifique sus prácticas para que el país retorne a la senda democrática.

Rek considera que la presencia en la misa dominical es una forma de “pedir a nuestro creador para que el país tenga días mejores” y ansía que la Asamblea se convierta en un “espacio de reconciliación y paz”

A nombre de la bancada de Creemos, insiste en “renovar el compromiso de una Bolivia que sea democrática” y que haga escuchar la voz de una mitad del país, que tiene una visión diferente al MAS.

La ausencia de Sandra Paz, diputada que se desmarcó de Creemos al aceptar la cuarta secretaría de la Cámara Baja con el apoyo del MAS, acrecienta la ruptura interna en la bancada.