Escucha esta nota aquí

Una donación que trae optimismo e impulso para lo que más les gusta hacer: ayudar a los demás. Los bomberos de la Fundación Rescate Urbano (FRU) recibieron la donación de un vehículo de rescate para dinamizar su actividad diaria, que se ha visto mermada por la falta de insumos y equipos.

Tal fue la casualidad que, una vez entregado el vehículo, los bomberos acudieron al llamado de tres incendios en la zona periurbana de la ciudad, entre ellos un incendio forestal de interfase en la zona de la laguna Guapilo, en la Villa Primero de Mayo, y la quema de una vivienda a causa de fuego generado en un pastizal con basura. Y también atendieron otro caso en Valle Sánchez. 

La nueva herramienta fue habilitada para atender emergencias en la Villa Primero de Mayo, donde se encuentra la base de la FRU, así como las ciudadelas del Plan 3.000 y la Pampa de la Isla. Son poco más de 30 bomberos los que se encuentran activos, según el comandante de la FRU, Hugo Vargas.


El comandante señaló que la unidad cuenta con la capacidad y formación para atender incendios forestales, por lo que están listos en caso de suscitarse alguna emergencia, así como acudieron al llamado de auxilio para sofocar el fuego de la Chiquitania en 2019, donde acudieron con insumos prestados.

Pese a la donación, todavía existen necesidades para fortalecer el trabajos de estos bomberos voluntarios. Por ejemplo, cuentan con un tanque con capacidad de 1.000 litros, pero la ausencia de una chata para trasladarlo impide que se le pueda dar el uso correcto.

Además, la fundación se sostiene con el aporte de sus miembros y personas voluntarias. El siguiente paso será fortalecer el equipamiento del vehículo de rescate para tener mejores condiciones en la atención de accidentes de tránsito, zonas inundadas por las lluvias y rescate en alturas. 

Las limitaciones son latentes en esta unidad, cuyo estación se halla en un predio cedido en la zona de la Villa Primero de Mayo. "No estábamos activos en un 100% para atender emergencias, pero con un vehículo equipado y correcto ahora el panorama es otro", señaló Vargas.

En reiteradas ocasiones diferentes grupos de rescate y bomberos hicieron conocer las falencias que hay para cubrir emergencias, asunto que se evidenció durante los incendios de la Chiquitania en 2019. 

Desde estos grupos piden a la población y al sector público y privado dar una mano al fortalecimiento de sus labores. Las donaciones y ayuda se pueden viabilizar al mismo número al que se pueden solicitar ayuda de emergencia y rescate: 78497627.