Escucha esta nota aquí

De cuclillas, agachados, saltando y con temor. Los vecinos del municipio de Yapacaní que circulan por el puente que conecta a esta zona con la localidad de Santa Fe deben sortear un alambrado de varios metros puesto por los bloqueadores del lugar.

Este alambre de púas se halla amarrado a las barandas del puente que está sobre el río Yapacaní y la gente circula ante la mirada atenta de los bloqueadores, quienes mantienen esta medida demandando que las elecciones generales se realicen el 6 de septiembre y no así el 18 de octubre como determinó el Tribunal Supremo Electoral.

"Las personas tienen que pasar por debajo, algunas por arriba. Se olvidaron que deben cruzar adultos mayores, enfermos, ambulancias, alimentos y oxígeno. Realmente se pasaron", expresó una vecina que circulaba por el lugar.


En noviembre de 2019, tras la renuncia de Evo Morales, estos grupos realizaron acciones similares en el puente, causando temor en la población y obligando al repliegue de las fuerzas del orden.

Los revoltosos que alambraron el lugar amenazan a quienes graben o tomen fotos con lincharlos y quemar sus pertenencias.

Se prevé que un contingente policial llegue hasta la zona para resguardar a la población y persuadir a los bloqueadores de frenar sus medidas de presión.