Escucha esta nota aquí

"Médico maldito para qué nos traen el coronavirus...", gritaban los bloqueadores de Yapacaní, al tiempo que golpeaban una ambulancia que había salido de San Carlos con un paciente diabético descompensado, que trataba de llegar hasta el hospital de referencia que hay en esa comuna.

"Nos abrieron las puertas, nos gritaron, nos insultaron y pese a que les explicamos la razón de nuestro movimiento, dijeron que querían quemar el vehículo y que no creían en el coronavirus, que era un invento de los médicos", relató el conductor de la ambulancia que fue atacada por una turba de gente, con hálito alcohólico, que no entendía razones y solo sabía repetir que todo era mentira.

El chofer del motorizado estaba con una profesional en salud y acompañando al enfermo viajaba su cuñada, que al igual que el conductor fueron insultados y agredidos verbalmente, por intentar llegar con un paciente delicado que requería atención médica especializada con urgencia.

"Que se vaya, que se vaya, o lo quemamos", recuerda que gritaron los bloqueadores, que no dejan pasar a nadie en el ingreso mismo a Yapacaní, en el kilómetro 5. A dos días de la extrema medida que pide la renuncia del ministro de Gobierno, Arturo Murillo, y la realización inmediata de las elecciones nacionales, ya se pueden observar largas filas de motorizados que han quedado varados en la ruta.

El conductor, que al momento del contacto con EL DEBER aún se escuchaba agitado por lo vivido el sábado por la noche, lamentó el riesgo al que estuvo sometido el paciente al que estaba trasladando y precisó que este sábado estuvo a punto de 'tirar la toalla' por la actitud de estas personas.

"No hay garantías y se ha pedido que intervenga el alcalde para trabajar de forma regular, si siguen las amenazas nosotros podríamos pensar en el repliegue de nuestras actividades a otro centro de salud, de otro municipio", apuntó Juan Carlos Guzmán, el responsable de la Red de Salud de la provincia Ichilo, donde hay siete casos positivos de coronavirus y 17 sospechosos.

El secretario de Gobierno de la Gobernación de Santa Cruz, Vladimir Peña, indicó que se está trabajando para conseguir que la Policía retorne a Yapacaní para restablecer las actividades normales. 

Comentarios