Escucha esta nota aquí

El Gobierno informó este domingo que contrató un avión cisterna Hércules C-130 de una empresa canadiense, que llegará la próxima semana para poder aplacar los incendios forestales, que están afectando una extensa zona de la Chiquitania, según la agencia ABI.

El viceministro de Defensa Civil, Luis Gerardo Tellaeche, informó que se logró ese contrato luego de unas gestiones facilitadas por el Gobierno de Canadá y explicó que varias empresas internacionales especializadas en incendios estaban contratadas por otras naciones.

En el mejor de los casos y si todo sale bien, ya la próxima semana estaría aquí el avión C-130. Había un contrato pendiente con el Supertanker, pero estaba ocupado, porque se están produciendo incendios en Estados Unidos y en Canadá, explicó la autoridad.

El contrato con la empresa, que proveerá la nave cisterna incluye la compra de un tanque removible, que será adaptado en uno de los aviones C-130 Hércules, que posee la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) para futuras operaciones para combatir el fuego.

Tellaeche indicó que el año pasado se quemaron unas cuatro millones de hectáreas de bosque y que este año la extensión se acerca al millón, pero en zonas que no había sido afectadas por los incendios de 2019.