Escucha esta nota aquí

Las autoridades argentinas han desbaratado en las últimas semanas a dos organizaciones criminales dedicadas al tráfico de sustancias controladas, identificando que las líderes de ambas bandas serían dos mujeres de nacionalidad boliviana que han sido detenidas.

El primer caso permitió la detención de 13 personas, las mismas que actuaban en las provincias de Salta, Chaco, Mendoza y Córdoba. Las operaciones de este grupo de narcotraficantes fueron seguidas por los agentes antidroga de la Gendarmería Nacional Argentina desde marzo de este año, cuando una camioneta que transporta estupefacientes fue interceptada.

Tras las pistas que encontraron los investigadores en este hallazgo, se siguieron ejecutando diferentes allanamientos en viviendas de personas involucradas en el tráfico y un mes después de la primera confiscación, se detectó un camión en el que se transportaban más de 50 kilos de cocaína y 25 kilos de marihuana. La droga había salido desde Salvador Mazza y tenía por destino la capital de Córdoba.

Allí cayeron presas seis personas involucradas en el suministro y la organización de la banda, además de identificar a varios prófugos, entre ellos la boliviana a la que sindican como la cabecilla de la organización, ya que descubrieron que ella tiene contactos en el país para la adquisición de la droga y que empleaba distintos documentos falsos para transitar en territorio argentino sin inconvenientes. 

Además, también utilizaba ‘correos humanos’ para ingresar la droga al país vecino.

Cuando la sospechosa trabajaba para ingresar un nuevo cargamento, fue detenida con la cocaína que debía llegar a Mendoza y Córdoba. Ella cayó junto a su ‘socio’, un súbdito argentino que la colaboraba en la red de tráfico. La Policía les incautó droga, armas, dinero y vehículos.

Operativo en Mar del Plata

Casi un año y medio después de un trabajo de investigación, en días pasados se desarrolló un operativo que permitió la captura de cinco miembros de una organización criminal narco y se está tras la pista de otros 15 implicados.

El caso que ha sido considerado un hito para la región de Mar del Plata, logró el secuestro de 115 kilos de cocaína de máxima pureza y una suma millonaria en efectivo, tanto de pesos argentinos como de dólares americanos.

“Es el golpe al narcotráfico más importante que hemos dado en Mar del Plata y la zona”, afirmó el día de la acción la ministra de Seguridad de Argentina, Patricia Bullrich.

La boliviana que ha sido apuntada como la líder de la organización, fue detenida la semana pasada cuando circulaba en su vehículo y luego de realizar una maniobra prohibida pararon el motorizado y encontraron en su interior 65 bultos de cocaína.

Junto a la líder de esta organización, que se movía en Mar del Plata, Batán, Buenos Aires, Bahía Blanca y Salta, cayeron otros dos bolivianos, un súbdito paraguayo y un argentino.

La carga ilícita siempre era camuflada en cajones que dejaban a la vista verduras, frutas y hortalizas. El acopio de la cocaína se hacía en quintas y campos de una zona agropecuaria, con fuerte peso de la producción de papa.