Escucha esta nota aquí

Parece una zona de guerra. En las inmediaciones del Tribunal Electoral Departamental (TED) y EL Servicio de Registro Cívico (Sereci) hay rastros de la quema de anoche: vidrios rotos, bultos de material quemado, pedazos de ladrillo, piedras, calaminas y turriles tirados en el piso, además de humo y algunos puntos de fuego.

La noche de este martes, un grupo de manifestantes, presuntamente quienes denuncian fraude electoral, tomó las oficinas y les prendió fuego. Los Bomberos llegaron cuatro horas más tarde, cuando la Policía logró dispersar la protesta, y desde entonces no han cesado el trabajo.

Dos civiles y un bombero fueron evacuados a un centro de salud tras haberse intoxicado con el humo.

A las 7.00 de este miércoles, quedaban 30 bomberos de los 100 que iniciaron el trabajo en la madrugada.

Según el coronel José Aguilar, de Bomberos de la Policía, a primera hora de la mañana aún había fuego en los almacenes de archivo pero no han podido acceder porque el hierro fundido ha imposibilitado el paso. Pará apagar el fuego, perforaron paredes para meter las mangueras.

Parte del techo ha colapsado y seguían cayendo vigas en horas de la mañana. Según el reporte policial, al interior absolutamente todo se ha quemado.

En este operativo trabajaron 100 bomberos de cuatro equipos, Fundasol,
la Unidad Urbana de Bomberos de Rescate (UUBR),  la Unidad de Emergencias Médicas (UDEM) y Bomberos de la Policía
.