Escucha esta nota aquí

La reserva de Copaibo, una de las más afectadas por los incendios forestales en Santa Cruz, se queda sin bomberos que ayuden a mitigar el fuego, quienes tuvieron que replegarse hasta la zona urbana del municipio de Concepción por amenazas y reclamos de los vecinos de las zonas quemadas.

¿El motivo? Los vecinos buscaban reunirse para abordar un tema político y se consideró que el mejor lugar para hacerlo era el espacio donde está instalado el campamento de los bomberos voluntarios Quebracho, por lo que llegaron hasta el lugar para que desalojen el campamento.

Esto no cayó bien a los bomberos, puesto que en lugar de recibir soporte alguno por parte de los vecinos, solo recibieron amenazas y pedidos de que se levante el campamento, cuando dicha reunión se podía hacer en otras zona. Es más, los bomberos se ofrecieron a armar carpas en otro lugar, pero la negativa de los vecinos generó molestias.

En un video que circula en las redes sociales, los Quebracho mostraron cómo estas personas llegaron a increparlos y sacarlos (sucedió el fin de semana). Los voluntarios están desde hace casi un mes en el lugar apagando incendios.




"No somos ni del Gobierno, ni de la Policía. Somos bomberos y venimos a ayudarlos. Hay que ser un poco solidario. Es la primera vez que vienen y en lugar de ofrecer ayuda vienen a que querer sacarnos", reclamó el comandante de los Quebracho, Diego Suárez.

Esta discusión ocasionó que los bomberos busquen refugio en Concepción para mantenerse a buen resguardo, mientras el fuego sigue haciendo de las suyas en Copaibo, que se queda sin bomberos por nada más que una reunión política.

En días pasados, esta unidad de bomberos había denunciado que los incendios en la zona son provocados. Encontraron llantas quemadas en el lugar, por lo que pidieron la presencia de las autoridades para realizar investigaciones al respecto.