Las autoridades hallaron indicios de complicidad en el hecho de sangre que se cobró la vida de otro ciudadano brasileño. Desde Palmasola emitieron un voto resolutivo negando que sea recluido en el lugar, por lo que el juez dictó su privación en Cerprom

2 de octubre de 2022, 15:36 PM
2 de octubre de 2022, 15:36 PM

Detención preventiva por 180 días en la cárcel de Montero, esa fue la determinación de un juez en contra de Marcio Rabello Mesquita Theodoro, tras ser acusado por el delito de asesinato en grado de complicidad. Durante la audiencia cautelar, el Ministerio Público argumentó que el acusado no fue un 'sobreviviente' del ataque armado en contra de Flavio Verdum de Almeida Junior, quien fue acribillado el miércoles 28 de septiembre, sino más bien coautor del hecho de sangre.

La fiscal Francisca Rivero confirmó que Marcio Rabello fue privado de libertad, pero no fue remitido a la cárcel de Palmasola porque desde ese centro penitenciario se emitió un voto resolutivo en el que rechazaban su reclusión en el lugar, es por ello que el imputado por asesinato fue derivado al Centro de Readaptación Productiva (Cerprom) de Montero.

"Fue imputado por asesinato en consideración de los suficientes indicios de su participación, es coautor, por lo que se pudo visualizar en las imágenes de las cámaras de seguridad, él también ayudó a planificar el hecho", dijo la fiscal.

Es más, señaló que lo ocurrido la noche del miércoles en la calle 7 del barrio 12 de Abril, por inmediaciones del canal Isuto, se trató de un volteo, ya que en poder de Marcio se encontró una bolsa con $us 20 mil, proyectiles de armas de fuego y el celular del ciudadano brasileño que fue acribillado.

Para los peritos era llamativo que el sobreviviente del atentado armado no sufrió ni siquiera un rasguño, pese a que se percutaron al menos 38 disparos, en el que también hubo cruce de fuego, según las investigaciones realizadas por los grupos especiales de la Policía.

El día del hecho de sangre se creía que Marcio era una víctima sobreviviente, pero luego el brasileño se abstuvo a dar más declaraciones tras revelarse que podría tratarse de ajuste de cuentas vinculado al narcotráfico. Se supo que el hombre acribillado tenía antecedentes penales por estos ilícitos en su país, y que Marcio Rabello era parte del grupo criminal PCC, encargado con otros cómplices de enviar droga desde Santa Cruz-Bolivia, y Paraguay a varios estados de Brasil y Europa.

Según la prensa del vecino país, Marcio Rabello envió al menos tres toneladas de droga al mes y generando unos $us 60 millones. Como también en su prontuario delictivo figuraba ser autor del secuestro de una niña de ocho años, hija de una pareja de narcotraficantes.

"Él ayudó a planificar el hecho de sangre, es coautor del asesinato y en la misma entrevista que se le toma a él, declara que recogieron una bolsa en la que supuestamente estaba el dinero de la víctima. En las imágenes de las cámaras se ve que él sale de la escena con la bolsa y se va a un lugar inhóspito, por todo esto presumimos que fue un volteo", dijo la fiscal.

Para las autoridades, las investigaciones aún continúan, ya que solo uno de los autores del asesinato fue encarcelado preventivamente, pero falta dar con los otros dos hombres que acribillaron a Flavio, recibiendo en su humanidad 18 impactos de bala, 10 de ellos directos en su cabeza.