Escucha esta nota aquí

Anteriormente hicieron una donación de varios quintales de alimentos y ahora dieron atención médica y víveres. La directora municipal del Adulto Mayor y personas con discapacidad, Katherine Muyuro, llegó hasta el Hogar Dios Ilumina, que alberga a 38 ancianos varones, para entregar alimentos no perecederos y evaluar el estado de salud de los alojados. 

"Se hizo una brigada médica para la atención de los abuelitos del hogar, se les hizo una revisión completa, ya que son una de las poblaciones más vulnerables en esta pandemia que vivimos ahora, sobre todo se evaluó resfrío, presión alta, les dimos hipertensivos, vitaminas y tabletas para que puedan dormir y estén relajados", explicó Muyuro.

Para la alimentación de los visitantes entregaron dos quintales de arroz, dos de azúcar, dos de harina para que puedan hacerse pan y también se les dejó leche, a fin de que fortalezcan sus huesos y consuman calcio. 

"Fueron 38 ancianos los beneficiados y estamos atentos para cuando nos llaman; por ejemplo, vimos el caso de un abuelito que falleció por causas naturales y avanzada edad; se le gestionó el certificado de defunción. Siempre estamos pendientes de ellos", finalizó la directora.