Escucha esta nota aquí

La Brigada Parlamentaria Cruceña, con el apoyo mayoritario de las tres bancadas que la conforman, emitió una declaración pública de emergencia ante la creciente ola de Covid-19 en el departamento de Santa Cruz. Además, convocan a los tres niveles de gobierno para que articulen un plan de acción que beneficie a la población.

Ante las “limitaciones estructurales del sistema público de salud en Bolivia”, los asambleístas cruceños de las tres bancadas (Creemos, MAS y Comunidad Ciudadana) reclaman “la voluntad política” necesaria para “la coordinación y articulación de esfuerzos entre los tres niveles del Estado”, explica la declaración emitida en el seno de la brigada.

Además, exigen una “respuesta adecuada y eficiente a través de un plan articulado e integral en materia sanitaria” que permita atender a la población durante el rebrote de Covid-19 que afecta a Santa Cruz con más de 600 casos diarios nuevos de contagio. Califican la situación como “emergencia sanitaria” y reclaman que no se conoce aún un “plan articulado y eficiente”.

En la entrega de las pruebas rápidas de antígenos, realizado ayer en Viru Viru, se observó un tenso cruce de declaraciones entre el secretario de Salud de la Gobernación cruceña, Joaquín Monasterio, y el vocero presidencial, Jorge Richter, ante la falta de personal sanitario para atender en los centros de salud. Más tarde, en conferencia de prensa, Monasterio planteó la urgente necesidad de 600 contratos para habilitar las terapias intensivas e intermedias que dispone el sistema hospitalario.

Desde la Brigada Parlamentaria se insta al ministro de Salud, Édgar Pozo, al gobernador, Rubén Costas, y a la alcaldesa interina, Angélica Sosa, para reunirse junto a la Brigada el lunes 18 de enero a las 9:00 horas y trabajar en  procura de un “plan para enfrentar el nuevo rebrote de coronavirus y articular a las diferentes instancias de gobierno”.

Comentarios