Escucha esta nota aquí


Ante la expansión del coronavirus en la ciudad, el Gobierno Municipal de Santa Cruz de la Sierra pondrá en marcha desde mañana un plan para la captación de personas que han tenido contacto directo con pacientes que han dado positivo a Covid-19. Para ello, tiene previsto desplegar 100 brigadas hasta los distintos barrios de la urbe, iniciando este martes en los distritos 3, 7, 8 y 14, que conforman la red este de salud. El fin es identificar a los contactos de pacientes Covid-19, georreferenciar el lugar de residencia para hacerles seguimiento y frenar así la transmisión del virus.

La acción forma parte del plan municipal de respuesta al Covid-19, que la semana pasada identificó diez zona críticas por el avance del virus, cinco más de las que había hace dos semanas.  En cifras, esto significa que, en los últimos días, se registraron al menos 100 casos positivos por jornada en el departamento cruceño, con lo que el total de positivos llegó hasta ayer a los 1.633. 

Además, según información oficial, del 20 al 26 de abril, en Santa Cruz había 211 casos positivos de Covid-19, pero después, del 27 de abril al 3 de mayo, se duplicó la cantidad de unidades vecinales con vecinos contagiados

"El toro por las astas"

La alcaldesa interina de la ciudad, Angélica Sosa, confirmó que este martes arranca el plan de identificación de contactos. "Mañana partimos con brigadas médicas a la red este. ¿Qué significa esto?, que vamos a ir a esa zona a ver los contactos, vamos a tratar de hacer una ficha médica y ojalá podamos llegar también con pruebas para ir detectando si son en realidad 800 (los contactos) o si ya estamos cerca de 3.000. ¿Esto de qué nos va a ayudar?, a agarrar el toro por las astas", manifestó Sosa, al explicar que la intensión es monitorear a los posibles afectados de Covid-19 para que cumplan el autoconfinamiento que indican los protocolos.

La alcaldesa lamentó que la gente haya empezado a salir a la calle y pidió a la población hacer un último esfuerzo, quedándose en casa, toda vez que si el plan resulta se podrá frenar la expansión de virus y evaluar en un futuro próximo una flexibilización de la cuarentena. 

Desde hace 15 días, el Centro de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) se encuentra coordinando con el Ejército estas brigadas, de las que serán parte un actor social (elegido por las juntas vecinales), un médico del municipio o un voluntario de la Cruz Roja, tres miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía y un chofer que manejará un vehículo por donde se desplazarán hasta los barrios.

Rolando Ribera, presidente del COEM, explicó que los objetivos del plan son: la identificación de los contactos de los contagiados con el Covid-19, fijar el lugar de residencia del sospechoso haciendo la georreferenciación y, por último, hacerle seguimiento durante 14 días

“Una vez hecho el contacto se hará firmar en un acta el compromiso de que la persona no se moverá del domicilio, logrando así incorporar su ubicación en un mapa que hará el Instituto Geográfico Militar (IGM). Con esta acción aislaremos a los posibles pacientes asintomáticos y a los sospechosos para cortar la cadena de contagio, para reducir la pandemia en nuestro municipio”, explicó Ribera. Agregó que también se les dará asistencia médica, alimentación y medicamentos.

El representante del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Franz Hinojosa, aclaró que “la tarea solo es referenciar al contacto y obtener su número de celular para realizar el seguimiento”, indicó.

Por su parte, el director del IGM, Arturo Echalar, explicó “el IGM aportará con su tecnología, pues cuenta con una aplicación para georreferenciar, en tiempo real, a los contactos. Luego, esa información se la almacena en un servidor, logrando así 'mapear' a los vecinos contactados para hacerles seguimiento y visitarlos”, expresó Echalar.

Ribera confirmó que el trabajo comenzará por la red este, continuando hacia las otras tres redes, estimando concluir la pesquisa en 30 días, aunque no descarta prolongarse más. Para que la gente las identifique, las brigadas llevarán vestimenta de bioseguridad, es decir, enterizo, barbijo, guantes, gorro y lentes. Los casos especiales, de posibles pacientes positivos para Covid-19, deben ser reportados al Sedes.