Escucha esta nota aquí

La Alcaldía municipal confirmó esta semana, como ocurrió hace dos meses, que los Buses de Tránsito Rápido (BRT), denominado Sarao, comenzarán a circular en la ciudad desde diciembre. Pero, aún hay tres aspectos pendientes que son fundamentales para el inicio de las operaciones.

El primero tiene que ver con los buses que se pondrán en circulación, pues está en duda la fecha de importación de la totalidad de la flota. Desde septiembre operan cuatro unidades en el marco de un plan piloto, pero deben completar a 30. El segundo aspecto pendiente es el sistema de recaudación del pasaje, que está en proceso de licitación internacional y, según los plazos de la convocatoria, debe concluir el 31 de diciembre con toda la logística en marcha. El tercer reto es lograr consenso con transportistas, ya que todavía hay oposición de los micreros para salir de criculación del primer anillo.

Al respecto, el secretario municipal de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, indicó que la fecha

de inicio se mantiene para el mes de diciembre, aunque está sujeta a la llegada de los buses del exterior. Afirmó que la infraestructura está garantizada para arrancar en la fecha fijada hasta ahora.

Bs 6,7 millones en pasajes

Actualmente la concesión del Sistema de Recaudo y Billetaje de Transporte Público del Sarao está en Licitación Internacional. De acuerdo a los plazos de la convocatoria subida al Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes)

este 23 de noviembre se hace la apertura de sobres y el 31 de diciembre de este año es la fecha máxima para la formalización del proceso, es decir, para que la empresa que se adjudique tenga toda la tecnología solicitada ya instalada.

La licitación tiene como monto referencial Bs 6.721.466 y la empresa que se adjudique el proceso debe operar hasta el 31 de diciembre del 2035, es decir, la misma duración de la concesión para el operador del primer anillo.

Ribera aseguró que este proceso estará listo en los plazos previstos, pues hay empresas internacionales con experiencia que pueden adjudicarse el servicio.

El BRT tendrá tres formas de paso: por boleto, tarjeta recargable y por un sistema QR a través del celular. Cada forma de cobro tendrá un plazo de caducidad. En el caso del boleto impreso de uso único será de 48 horas, mientras que la tarjeta recargable, que tiene la opción de ser personalizada, durará un año.

En el documento base de contratación de la licitación se detalla que entre las exigencias que debe cumplir la empresa adjudicataria están: contar con boleterías en estaciones del BRT e instalar una red externa de venta, con un mínimo de 24 puntos, en cada uno deberá garantizar la disponibilidad de boletos con un soporte equivalente a la demanda de siete días.

Dentro de las obras civiles ya ejecutadas por la Alcaldía para que circule el BRT están instalados molinetes. El costo del soporte no tendrá ningún valor para el usuario en el caso de boletos impresos de uso único, en el de la tarjeta recargable, el costo no podrá superar los Bs 10.

Dificultad con la importación

El presidente de la empresa 17-18, Percy Rojas indicó que aún esperan la confirmación de la fábrica sobre detallar la fecha exacta de la llegada de los buses. “No podemos dar una fecha hasta que no nos confirme la fábrica. Después de eso, recién podemos decir cuando, más o menos, vamos a empezar. Aún estamos en el plazo justo”, remarcó a tiempo de explicar que las restricciones como el cierre de frontera para evitar la propagación del coronavirus dificultaron el proceso de importación.

“El problema es que se nos complicó los tiempos por la pandemia, pero pese a esto estamos todavía en los plazos correspondientes (diciembre)”, sostuvo.

Los buses son importados y deben ser transportados en barco hasta el continente para luego llegar por tierra al país. Según Rojas, ya están ensamblados y la dificultad solo sería el transporte hacia el país.

“No pueden llegar de a poco. El compromiso en el contrato es que primero estén los cuatro buses para las pruebas y luego se completaba la flota (30)”, explicó.

Rechazo de transportistas

El secretario ejecutivo del Sindicato Santa Cruz, Mario Guerrero, remarcó que tienen afiliadas 80 líneas de micros, de estas el 95% atraviesa el centro de la ciudad. Agregó que este recorrido se realiza no por necesidad de los transportistas sino por la demanda de la población que necesita llega a la zona. Cada línea tiene entre 50 hasta 100 unidades que circulan según la demanda de pasajeros.

Guerrero, quien recientemente reasumió la dirigencia del sindicato después de su paso por la Asamblea Legislativa, indicó que los abogados alistan una acción legal, aún se analiza el tipo, contra el anuncio de la Alcaldía de retirarlos del centro, pues perjudicará en los ingresos de los micreros.

Los trufis del primer anillo igual están en emergencia contra el anuncio de prohibirles la circulación por el centro de la ciudad.

La selección del operador del primer anillo, que tiene una concesión por 15 años, se hizo a través de una convocatoria pública, el año pasado, para los operadores que explotaban ese recorrido.

Prueba piloto

Comenzó en septiembre con cuatro buses que circulan en distintos horarios en el primer anillo. En este periodo, aún vigente, se permite el ingreso de pasajeros sin cobrar boleto. Según el último reporte de la Secretaría de Movilidad Urbana, hasta esta semana más de 13.000 personas viajaron en estos buses.

En este periodo igual se realizan observaciones a las obras que ya están concluidas, pues aún están en etapa de recepción. Ribera agregó que también se afinan detalles tecnológicos y la capacitación de los choferes.