Escucha esta nota aquí

Por: C.Quinquiví 

Los dos últimos incendios registrados en el parque nacional Otuquis, que fueron controlados este fin de semana, ponen nuevamente sobre la mesa el proyecto de la construcción e la escuela de bomberos forestales en la Chiquitania.

El Ministerio de Defensa informó que la Alta Escuela de Bomberos en el departamento de Santa Cruz se construirá en el municipio de San Ignacio de Velasco.

Las autoridades de este municipio indican que la construcción de esta obra está retrasada porque debió iniciarse a principios de marzo. Indicaron que no han podido definir el terreno próximo al aeropuerto internacional de San Ignacio de Velasco para iniciar la obra que ya tiene asegurado un financiamiento del Gobierno nacional.

“Estamos tropezando por el tema del terreno, hemos gestionado con la comunidad indígena de Candelaria de Noza, pero rechazó ceder 20 hectáreas”, dijo el alcalde ignaciano, Moisés Fanor Salces.

Candelaria de Noza cedió 88 hectáreas de su territorio para el aeropuerto internacional de San Ignacio a cambio o compensación de un moderno módulo educativo que está construido, pero que todavía no fue inaugurado y tampoco entra en funcionamiento, lo que molesta a los vivientes.

El alcalde se reunirá con el cabildo indígena y pobladores de Sañonama, otra comunidad camino al aeropuerto internacional, para tener respuesta de si aceptan ceder 20 hectáreas de su terreno, pues el mes pasado se les hizo conocer el proyecto con Defensa Civil, pero aún falta la aceptación o rechazo de los pobladores.

La autoridad indicó que si consiguen una respuesta positiva de Sañonama,“comenzamos los trámites para iniciar la obra de la escuela de bomberos forestales”, que contempla viviendas para el personal, aulas, áreas de prácticas para los estudiantes, bibliotecas, galpones para los equipos, hangares para avionetas y helicópteros, entre otros ambientes.

La construcción de una escuela de Bomberos para la región fue priorizada a raíz de los incendios forestales de la Chiquitania.

Recientemente, el viceministro de Defensa Civil, Fernando Calderón, junto a autoridades municipales entregó a la comunidad indígena de Candelaria, zona del Alto Paraguá, ayuda humanitaria, un tanque elevado de 10.000 litros y su sistema de agua a domicilio, la misma fue afectada por la sequía y los incendios en la Chiquitania.

Otuquis

La secretaria de Medio Ambiente, Cinthia Asín, informó que los dos incendios que se registraron en el parque Otuquis fueron controlados. Estuvieron activos desde el 12 de marzo y el fuego ingresó desde el país vecino de Brasil hasta esta área protegida que se encuentra entre los municipios de Puerto Quijarro y Puerto Suárez. Hasta el momento son aproximadamente 5.000 las hectáreas afectadas en esta área.

Uno de los incendios se encuentra en el lado del bloque Pimiento, cercano a la laguna Cáceres, al norte de Puerto Suárez, y el otro al sur, cerca de Puerto Busch. Ayer (domingo) en horas de la tarde hubo 15 minutos de lluvia, lo que contribuyó con el trabajo de los bomberos forestales, guardaparques y los instructores.

“(…) Hemos dado por controlado el incendio y se está monitoreando, sin embargo, no podemos darlo por extinguido hasta que no pasen las 24 horas, según lo establecido en el protocolo de incendios”, dijo Asín.

La autoridad departamental indicó que se tiene una brigada realizando la inspección en el lado de Otuquis Sur, cerca de Puerto Busch, pero el acceso es difícil.

Asimismo, señaló que se está trabajando de manera coordinada con autoridades de Brasil y que se les ha pedido determinar quiénes son los responsables de este incendio forestal, ya que se presume que ha sido provocado. Manifestó que en el lado boliviano hay un área protegida bastante extensa y no hay asentamientos, pero en el lado del Brasil están ubicadas varias haciendas.

En lo que va del año, Asín indicó que se han atendido 11 emergencias, entre ellas estas dos últimas en Otuquis y una en Laguna Concepción.

En la misma línea, el comandante del V Distrito Naval, Andrés Peredo, informó que sofocó el incendio “gracias a la intensa lluvia que atenuó gran parte del fuego” y que al momento instructores y marineros de la Base Naval Tamengo y personal el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap), están en alerta ante cualquier reactivación del fuego.

Comentarios