Escucha esta nota aquí

Los investigadores policiales y la Fiscalía buscan imágenes de las cámaras de seguridad de la zona del barrio Urbarí donde fue encontrado el cuerpo sin vida de Mario Barja León, que fue asesinado con un disparo en la cabeza cuando estaba a cinco cuadras de llegar a su casa.
El hecho ocurrió la noche del martes, cuando Barja regresaba a su domicilio luego de salir a pasear en su bicicleta, una de las actividades que le agradaba realizar cuando no trabajaba.

La fiscal que lleva adelante las pesquisas, Yolanda Aguilera, dijo que por el momento no se descarta ninguna posible hipótesis sobre las causas del hecho de sangre.

Las posibilidades giran en torno a un robo, pero, sus pertenencias de valor asi como la bicicleta que manejaba no fueron tomadas por el criminal.

De igual forma la Fiscalía no descarta que el asesinato fuera un ajuste de cuentas, aunque aún no se tienen pistas sobre los móviles que hubieran podido provocar este hecho.  

Piden justicia

El hermano menor de la víctima, José Luis Barja, pidió a las autoridades esclarecer el caso lo más antes posible. 

“Mi hermano era tranquilo, era como un padre para nosotros. Mario, por no formar una familia, se dedicó a nosotros y no tenía problemas con nadie. Se han confundido”, expresó José Luis.

Mario trabajaba por las mañanas en el hospital San Juan de Dios y por las tardes en la clínica militar Cossmil. Vivía junto a su hermano menor de 22 años. Sus colegas de trabajo se organizaron y velaron los restos del hombre ayer por la tarde, ya que se tenían que enviar los restos hasta Yacuiba.

Los hermanos y los colegas de trabajo de Barja piden justicia a las autoridades, porque afirman que mataron a un inocente.   

Comentarios