Escucha esta nota aquí


No solo está en juego el prestigio de los países para lograr la vacuna contra el Covid-19, sino que laboratorios, farmacéuticas y científicos de reputación mundial corren frenéticamente hacia la esperanzadora vacuna por la gloria.

Potencias como China, Estados Unidos, Rusia y Reino Unido están en una desenfrenada carrera para lograrla. 

La Organización Mundial de la Salud sigue el avance de al menos 140 vacunas contra el coronavirus. Recientemente ha publicado un listado de las 29 vacunas para prevenir el Covid-19 que están en ensayo clínico. De todas ellas, hasta seis se encuentran ya en fase III. Entre ellas: la de la Universidad de Oxford y AstraZeneca, la de Moderna y la de Pfizer, así como tres de origen chino Sinovac, Sinopharm y Cansino Biologics. 

Luego que Rusia anunciara su vacuna Sputnik V supuestamente segura y eficaz, Reino Unido puso orden en la sala con el anuncio de sus ensayos en fase III y garantizando seguridad inmunológica con AstraZeneca y Oxford, y que, además, se producirá antes de fin de año en Argentina y México para que Latinoamérica la disponga en el primer semestre de 2021.

Por su parte, China tiene tres tipos de vacunas en fase III y busca liderar la competencia. 

El lunes 17 anunció la primera patente sobre la candidata desarrollada por el Instituto Científico Militar y la empresa CanSino Biologics; y al día siguiente, Liu Jingzhen, presidente de la estatal Sinopharm, dijo que la vacuna que están desarrollando “podría estar en diciembre”.

Se trata de otra línea de investigación paralela en la que también se concentran los especialistas del gigante asiático. 

La variante de Sinopharm costará $us 145 aproximadamente y sería aplicada en un esquema de dos dosis separadas por un lapso de cuatro semanas entre sí. La planta industrial que la farmacéutica tiene en Pekín podría producir 200 millones de dosis anuales. Mientras tanto en Estados Unidos desarrollan a paso firme y también en fase III otra vacuna en la compañía de biotecnología más avanzada en la investigación, Moderna. La joven empresa confirmó estar en la fase final de su ensayo clínico.

La competencia para desarrollarla en el menor tiempo posible es cuestión de urgencia.

Todo esto ha tenido un efecto económico en las grandes compañías y farmacéuticas mundiales. Han disparado sus acciones en Bolsa. Nuevas o jóvenes empresas innovadoras le están robando el protagonismo a los pesos pesados del sector. Las “biotechs” hoy son las estrellas.

Un ejemplo es la estadounidense Moderna, que desarrolla uno de los proyectos más avanzados. Tras subir un 250% sus acciones, según la AFP, la empresa está valorada en $us 30.000 millones en Wall Street. Los competidores no se quedan atrás: 350% y 3.580% para las compatriotas Inovio y Novavax, 103% para la alemana BioNTech. Todas han subido el doble y más. Hoy el sector ha captado más de $us 9.000 millones este año en Wall Street, según la agencia Dealogic.

La alemana CureVac ya vale más de $us 10.000 millones después de su entrada en la Bolsa electrónica estadounidense de Nasdaq. En comparación, las acciones de los grandes laboratorios como Pfizer, Sanofi o GlaxoSmithKline presentan un crecimiento menor. Pero valen mucho más: $us 219.000 millones, $us 128.000 millones y $us 101.000 millones, respectivamente.

La moda y la fuerte especulación en torno a las biotechs hicieron el trabajo. El cambio puede fluctuar en el grado de implicación de los gobiernos y de las fundaciones. Los Estados desarrollados gastan cientos de millones de dólares de subvenciones para las empresas y encargan enormes cantidades de potenciales vacunas. El Gobierno de Donald Trump, por ejemplo, invirtió más de $us 10.761 millones en subvenciones directas y compras a los laboratorios.

Según El País, ha subvencionado a Moderna con $us 2.455 millones; a BioNTech-Pfizer $us 1.950 millones; en Astrazeneca-Universidad de Oxford aportó con $us 1.200 millones; en Novavax $us 1.600 millones; en Johnson & Johnson $us 1.456 millones y ya le dio GSK- Sanofi $us 2.100 millones. El encargo anticipado de dosis es una de las condiciones principales.

Al invertir fuertemente, los gobiernos aumentan la competencia entre los pequeños y los grandes. Los “grandes” como AstraZeneca y Johnson & Johnson quieren comercializar su potencial vacuna a precios de costo durante la crisis, lo que limita su avance en Bolsa.

El prestigio y los negocios corren detrás de la salud de millones de personas en el mundo.





Las 10 Top del Mundo

1. Universidad de Oxford / AstraZeneca
Reino Unido, ensayos en fase III: Universidad de Oxford y Astra Zeneca. Pruebas de eficacia con 4.000 voluntarios en Reino Unido, en Brasil con 5.000 y en Sudáfrica con 2.000. En los ensayos se incluyen niños de 5 a 12 años y adultos de más de 70 años. Finalizará en noviembre. El prototipo está hecho a partir de un virus llamado ChAdOx1, una versión debilitada de un virus del resfriado común (adenovirus), que causa infecciones en los chimpancés, modificado genéticamente.

 2. Moderna
EE UU, ensayos en fase III: Su candidato, mRNA-1273, ha entrado en la fase III de ensayos. Inició ensayos clínicos en julio con 30.000 voluntarios. La vacuna de esta biotecnológica, con sede en Cambridge, Massachusetts, está basada en el uso de la tecnología del ARN mensajero (ARNm). Una vez inyectado en el cuerpo, envía a las células el mensaje de que produzcan proteínas similares a las del virus que se activan y funcionan como anticuerpos.

3. CanSino Biologics
CHINA, la vacuna experimental CanSino Biologics, desarrollada en colaboración con la Academia de Ciencias Militares de China. Fue patentada el lunes 17 de agosto y se basa en un adenovirus y emplea una estrategia similar a la que utiliza la Universidad de Oxford. Anunciaron que estaría lista en diciembre. La candidata, Ad5-nCOV, emplea un virus debilitado del resfriado común -un adenovirus tipo 5- que ha sido modificado para expresar la proteína S de la membrana del coronavirus y generar una respuesta inmune en el organismo.

4. Sinopharm
Chinaensayos en fase III: Basada en virus inactivado, que ha sido desarrollada por una de sus filiales: China National Biotec Group (CNBG), en colaboración con los Institutos de Productos Biológicos y de Virología de Wuhan. Más de 2.000 personas han participado en las pruebas. Sinopharm asegura que la vacuna sería “segura y efectiva”. Los ensayos de fase III se hacen en Emiratos Árabes Unidos (15.000 personas).

5. Sinovac Biotech
China, ensayos en fase III: la compañía privada china Sinovac Biotech ha anunciado que va a iniciar la fase III de su vacuna de virus inactivado, llamada CoronaVac. El candidato será probado en 12 centros de investigación en seis estados brasileños con unos 9.000 voluntarios. También en Bangladés e Indonesia. Su producción, a principios de 2021. Podría fabricar hasta 100 millones de dosis anuales.

6. Instituto de Biología Médica de China
China, ensayos en fase II: la vacuna inactivada contra el coronavirus que desarrolla el Instituto de Biología Médica de la Academia China de Ciencias Médicas (MBCAMS) ha entrado en fase II de ensayos clínicos, informa la agencia Xinhua.

7. Imperial College de Londres
Reino Unido
, ensayos en fases I y II: los investigadores del Imperial College de Londres han desarrollado una vacuna de ARN ‘autoamplificado’, que potencia la producción de una proteína viral para estimular el sistema inmunitario. Los ensayos de fases I y II se iniciaron hace varias semanas con 300 personas sanas.

8. BioNTech / Pfizer / Fosun Pharma
Alemania-EEUU-China, ensayos en fases I y II: la compañía alemana BioNTech se ha aliado con Pfizer, con sede en Nueva York, y el fabricante de medicamentos chino Fosun Pharma para desarrollar su vacuna basada en tecnología de ARN mensajero. Anunciaron resultados prometedores de un ensayo de fases I y II de su vacuna de ARNm con 45 voluntarios sanos.

9. Sputnik V
Rusia. El 11 de agosto, el presidente Vladimir Putin anunció la certificación de Sputnik V, la primera vacuna rusa y mundial contra el coronavirus. El medicamento ha sido creado por el Centro de Investigación Nacional de Epidemiología y Microbiología Gamaléi de Moscú en colaboración con el Ministerio de Defensa ruso y se encuentra actualmente en la tercera fase de pruebas clínicas.

10. CureVac
Alemania
, ensayos clínicos en fase II: Para proteger a CureVac el Estado alemán acaba de adquirir una participación del 23 % de la empresa por un total de 300 millones de euros. En junio, la compañía lanzó ensayos de fase I de su vacuna de ARNm. CureVac es pionera en el enfoque del ARN mensajero. La compañía, con sede en Tubinga, cuenta asimismo con el apoyo de la Fundación Bill y Melinda Gates.