Escucha esta nota aquí

El gran cacique de los pueblos chiquitanos, Carlos Cuasace, denunció que grupos disidentes de la Organización Indígena Chiquitana (OICH) pretenden elegir de forma ilegal a sus representantes a la Asamblea Legislativa Departamental de Santa Cruz.

Indicó que la elección, por usos y costumbres, que se pretende realizar el miércoles en San Javier no tendrá la legalidad, porque no asistirá la mayoría de su organización, ya que, según él, solo son cuatro las centrales que tomarán parte del acto.

“Los que han convocado son exdirigentes. Pedimos al Tribunal Electoral Departamental (TED) que no se dejen sorprender”, denunció a EL DEBER. La organización está compuesta por 13 centrales; 11 de indígenas de pueblos chiquitanos y dos del cabildo indigenal, según informó Cuasace.

Otro detalle que precisó el cacique es que en sus estatutos se establece que la elección de un asambleísta titular y un suplente se la debe realizar en una asamblea en la “Casa Grande”, que se encuentra en el municipio de Concepción.

Para ese cometido ya existe una convocatoria que fue cursada para el 15 de abril. “Ahí cada central presentará a su candidato para que el elegido sea nuestro representante”, señaló Cuasase.

Comentarios