Escucha esta nota aquí

El cementerio general de Camiri, además de haber rebasado su capacidad para recibir nuevos difuntos, tiene serios problemas de deterioro en el muro perimetral, al punto que una parte, específicamente la que está en la avenida Peñas Blancas, se derrumbó causando alarma entre los vecinos de la zona, pues el imprevisto dejó al descubierto los nichos.

Los vecinos se quejaron señalando que el deterioro del muro es de pleno conocimiento de la Alcaldía, pues en varias oportunidades avisaron del problema a las autoridades e incluso a los trabajadores municipales.

Además del deterioro del muro perimetral por la acción del tiempo, fue considerablemente afectado por las raíces de dos árboles que crecieron entre los nichos hasta provocar la caída del muro.

Las autoridades municipales deben solucionar inmediatamente el problema, así como encontrar un terreno para la construcción de un nuevo cementerio, aunque se han encontrado con la oposición de los vecinos por el lugar donde podría edificarse.