Escucha esta nota aquí

El abogado Claudio Américo Caiguara, que durante algún tiempo se desempeñó como fiscalizador del Hogar Padre Alfredo, enfrenta tres procesos penales por ultraje a niñas huérfanas según el Ministerio Público.

Tras su captura en Corumbá (Brasil) y su traslado a Santa Cruz por una orden de apremio por el delito de violación agravada a infante niña, niño y adolescente, Caigaura fue presentado ayer ante la jueza contra la violencia Albania Caballero.

El fiscal Roberto Ruiz requirió la detención preventiva en Palmasola por considerar la existencia de indicios suficientes de que él cometió la violación a una niña de 13 años, que desveló ser abusada desde sus 11 años, según las investigaciones respaldadas por informes sicológicos, certificaciones forenses y otras pericias.

Por este caso la jueza Caballero ordenó su encarcelamiento. Pero además, este hombre enfrenta otro proceso penal por sustracción de menor incapaz e inducción a fuga de niña, ni- ño o adolescente.

En esta causa, la Fiscalía consiguió que el juez Juan José Subieta, el 31 de enero, declarara rebelde a Caiguara y emitió un mandamiento de aprehensión. Por esta causa debe ser cautelado.

Cursa al mismo tiempo otra denuncia, de julio de este año, por violación a una adolescente de 17 años que fue llevada hasta Corumbá. Caiguara ayer declaró ante el fiscal y negó todos los cargos. Volvió a decir que la jueza Shirley Becerra es la responsable de urdir su captura, porque él la denunció por desaparición y negociado de niños en adopciones. La autoridad negó esto y lo acusó por difamación y calumnias. 

 

Tags

Comentarios