Escucha esta nota aquí

El mal tiempo reina en Santa Cruz. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) mantiene la alerta naranja por las intensas lluvias que marcarán el inicio de las fiestas navideñas en el departamento cruceño. La capital, Santa Cruz de la Sierra, se mantiene bajo un intenso telón de lluvia desde la noche del miércoles.

Durante la madrugada arreció con más fuerza la lluvia, anegando calles y avenidas de la ciudad y afectando seriamente a barrios bajos, donde vecinos reportan que el agua ingresó a sus viviendas.

Cristina Chirinos, analista del Senamhi, reconoce que gran parte del departamento, como el Chaco, los Valles y el Norte Integrado registran un  exceso de precipitaciones. "Hemos superado los valores esperados de acuerdo a los promedios de años anteriores", dijo  y como dato, destaca los 35 litros por metro cuadrado caídos en la ciudad durante las 5:00 y 6:00 de la mañana de este jueves. 

La lluvia provocó la saturación de canales de drenaje, que ya venían con altos niveles de caudal, por lo que se pide a los conductores de motorizados y peatones tomar precauciones.

Para este jueves se pronostican lluvias intermitentes que afectarán a diversas zonas de la ciudad. Chirinos adelanta un panorama más agradable para este viernes 24 de diciembre, con cielos nublados pero poca probabilidad de lluvia. El día de Navidad, las lluvias serán aisladas.

Debido al mal estado de calles y la persistencia de las lluvias, el transporte público disminuyó la cantidad de unidades. Los pasajeros aguardan hasta 30 minutos para abordar un bus que, por lo general, ya llega repleto. Por la mañana, se observó una menor cantidad de motorizados recorriendo las calles.

El Searpi mantiene la alerta roja por la crecida de los ríos. En algunas zonas como Pailón y Paila, las aguas del río Grande rebalsaron, inundando casas y sembradíos.


Comentarios