Escucha esta nota aquí

Ya es oficial. Luis Fernando Camacho Vaca es el nuevo gobernador de Santa Cruz. La nueva máxima autoridad departamental juró este lunes en presencia de otras autoridades en un acto que se desarrolló en el Centro de Educación Ambiental (CEA), de la capital cruceña. La toma de mando se dio en torno a las 11:15 de este lunes 3 de mayo.

En su primera intervención como gobernador, Camacho expresó que es un día especial para quienes sueñan con una nueva Santa Cruz y sacó a relucir su fe en Dios y su confianza en Él para llevar adelante se gestión. Las referencias a su plan de gobierno y a la situación que atraviesa el país también estuvieron presentes en su alocución.

Exhortó al presidente Luis Arce, dejar la persecución, respetar las libertades de todos y enfocarse en enfrentar la pandemia y la crisis económica. 

"Le ofrezco que trabajemos juntos para superar estos problemas y así en el camino, ayudar a salvar la vida de los bolivianos. Recapacite en su actitud hacia Santa Cruz y hacia todas las regiones que no se sometieron y votaron por una opción política e ideológica distinta a la suya. Usted tiene la obligación de gobernar para todas las regiones de Bolivia. Las autoridades, presidente, no somos dueños de la plata del pueblo, somos servidores del pueblo, somos empleados del pueblo", dijo.

Al mismo tiempo, advirtió que si no cambia su actitud con Santa Cruz y continua el amedrentamiento, la persecución, medidas económicas que asfixian, lo único que queda es la defensa que ya ha sido demostrada.

Desafíos

"Hay mucho por hacer. Tenemos que superar juntos una pandemia devastadora, consiguiendo que quienes se enferman tengan una cama y un hospital y un tratamiento adecuado mientras terminamos de vacunar a todo el pueblo cruceño", señaló; "tenemos que generar empleos, las vacunas salvan vidas, pero el empleo y acceder a un trabajo digno también", agregó.

También precisó que se debe desarrollar el modelo productivo cruceño, así como industrializar la provincias, dejando de lado otro modelo político y económico que no encajan con el departamento. 

"Lo decimos de frente y con firmeza: Dejen de intentarlo, nunca podrán someter a Santa Cruz", resaltó. Además, expuso que defender Santa Cruz no debería estar agendado en temas de la Gobernación, pero es algo que está vigente y expresó su rechazo hacia el "avasallamiento" y "persecución con fines políticos", como una necesidad absurda de imponer con el autoritarismo este modelo que rechazan.

Pedido

Por otro lado, manifestó que la lucha que se hizo desde las rotondas. "Valoro el compromiso pacífico y firme de nuestra gente. Somos gente de ñeque", apuntó.

"Al centralismo le digo que uno de los propósitos es lograr que nos entreguen las competencias y los recursos que como región nos corresponden y por eso pelearemos incansablemente: por un censo inmediato y un pacto fiscal", exteriorizó la autoridad.

Agregó que la región recuperará la fuerza de la autonomía, como base para dar encauzamiento al federalismo. Para conseguirlo convocó a las instituciones cruceñas a estar unidas, entre instituciones cívicos y esferas productivas.

"Aquí la democracia y la participación de las minorías se respeta", sostuvo en referencia al MAS, a tiempo de pedir al centralismo que frene la "persecución", ya que la principal responsabilidad se debe centrar en dar solución a  la emergencia sanitaria del Covid-19 y a la reactivación económica.

Servidor comprometido

Frente al gobernador del discurso firme, también se vio una autoridad más emotiva y agradecida por la confianza de la ciudadanía.

"No hay forma de explicar lo que he vivido en estos últimos años, la vida me enseñó y me dio grandes cosas, una de ellas es la de hoy estar parado aquí frente a ustedes como el primer servidor público de este pueblo valiente", remarcó.

El gobernador también precisó que su posición es un privilegio y una responsabilidad por la que está dispuesto a dar su propia vida para servir y defender la región.


Comentarios