Escucha esta nota aquí

El teniente coronel Marco Antonio Paravicini, asumió desde este lunes la jefatura de la policía en la provincia Cordillera, por determinaciones emanadas del Comando departamental de la institución verde olivo.

La autoridad policial, que ya estuvo a la cabeza de la institución, aseguró que continuará el plan de seguridad ciudadana que se había esbozado en coordinación con las autoridades locales, “para garantizar la paz y la vida de los ciudadanos de toda la provincia”, aseguró en la conferencia de prensa realizada la tarde de este lunes

Considerando que el Covid-19 afectó a varios uniformados, el nuevo comandante aseguró que se están cumpliendo los protocolos de bioseguridad con el uso de los equipos necesarios

“Tenemos efectivos que han sido infectados, unos que ya se han recuperado, otros que están en proceso de recuperación, pero por suerte no tenemos ninguna baja por muerte”, informó Paravicini, prometiendo desplegar todos los esfuerzos necesarios para garantizar la tranquilidad de la ciudadanía.