Escucha esta nota aquí

Horas después de que la jueza del juzgado Cuarto de Instrucción en lo Penal de Santa Cruz, Mariela Jimena Salazar Siles, determinara diferir la audiencia de incompetencia por el caso de Santa Rosa de la Roca para el martes 30 de noviembre, dirigentes chiquitanos dispararon contra la justicia. Piden celeridad en el proceso.

La citada audiencia en la que está involucrado el presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, y el ex alcalde de San Ignacio de Velasco, Moisés Salces, se canceló este lunes por falta de notificación a ambas partes y por la ausencia de la abogada de las víctimas  

Erwin Arce, ejecutivo campesino del corredor norte de la Chiquitania, manifestó que el no citar a ambas partes es falta de responsabilidad por parte de la justicia. “Hay una gran incompetencia y negligencia por parte de la juez. Cómo no se los va a notificar, si el caso es del año pasado”, afirmó Arce a EL DEBER.

El dirigente agregó que si no se logra que se cite a Salces la próxima semana tomarán medidas de presión para que la justicia acelere el proceso. Por su parte, Eleuterio Álvarez, una de las víctimas, también cuestionó a las autoridades judiciales. “La Fiscalía para otras cosas se mueve rápido”, manifestó.

Álvarez dijo que son 33 las víctimas del enfrentamiento registrado la madrugada del 9 de agosto de 2020 en inmediaciones de la comunidad Santa Rosa de la Roca, distante a unos 400 kilómetros de Santa Cruz de la Sierra.

En esa oportunidad un grupo de personas desbloqueó la ruta a Santa Cruz de la Sierra, por impedir el paso de ambulancias, medicina y oxígenos para pacientes con Covid-19. La audiencia de incompetencia es para trasladar el caso de la capital cruceña a San Ignacio de Velasco; sin embargo, ni Salces y tampoco el líder cívico fueron notificados.

Comentarios