Escucha esta nota aquí

A casi dos meses de estar privado de libertad, Carlos Vargas Siles, imputado por el presunto delito de feminicidio en contra de Diana Porcel, una joven locutora victimada el 5 de febrero, este jueves buscará defenderse en libertad, durante una audiencia de apelación. El 17 de marzo pasado, la justicia ordenó detención preventiva para el imputado.

El recurso de apelación fue notificado el 28 de marzo. El vocal de la Sala Penal Tercera del Tribunal Departamental de Justicia, Julio Nelson Alba Flores, señaló audiencia para las 11:30 de este jueves.

Javier Murillo, abogado de la familia de la fallecida, indicó que solicitarán a las autoridades que no se revoque la detención preventiva de Carlos Vargas. "Él está solicitando la libertad, busca que se modifiquen las medidas cautelares, pero todavía restan meses para que la investigación continúe", dijo.

El jurista aseguró que en las investigaciones se han colectado mayores elementos que cada día comprueban la participación y probabilidad de autoría de Vargas.

El imputado lleva 56 días recluido en la cárcel de Palmasola. Él alega su inocencia, dijo que encontró a su pareja sin vida en el domicilio que alquilaban; sin embargo, la Justicia determinó su privación de libertad. 

El caso se abrió por suicidio, pero tras hallarse signos de violencia en el cuerpo de la víctima, dio un giro. El fiscal departamental de Santa Cruz, Róger Mariaca, instruyó iniciar la investigación por feminicidio. 

El 22 de febrero, cuatro peritos forenses, dos de ellos del Instituto de Investigaciones Técnicos Científicas de la Universidad Policial (Iitcup), exhumaron el cuerpo de Diana que estaba sepultado en el cementerio del barrio Cupesí Terrado, del Plan Tres Mil. La necropsia desveló que la mujer murió por una asfixia mecánica por estrangulamiento causado por agente externo.



Comentarios