Escucha esta nota aquí

El Carnaval tuvo un colorido y bullicioso cierre ayer en las calles tradicionalmente carnavaleras de la ‘ciudad de los anillos’, con el inagotable entusiasmo de la reina Romy Paz. Al cabo de cuatro días de jolgorio, marcados por una llamativa austeridad y por los infaltables hechos policiales relacionados con la ingesta de alcohol, la rutina cruceña vuelve a la normalidad. Sin embargo, la muerte de cinco personas en accidentes de tránsito y algunos casos de violencia sexual empañaron, en parte, la fiesta grande.

La tragedia del periodo carnavalero empezó el sábado en Colpa Bélgica, cerca de Warnes, con un accidente donde un motorizado se llevó por delante a un grupo de personas causando el fallecimiento de dos mujeres. Las víctimas mortales fueron identificadas como Teresa Suárez Bruno (21) y Nicol Yanine Yovió Bruno (16). Resultó herido Rodrigo Justiniano Gutiérrez (26).

Según el informe oficial, el hecho se produjo cerca de las 20:00, cuando los afectados caminaban por la avenida principal del barrio El Carmen. Un motorizado los embistió y el conductor, en vez de prestarles auxilio, se dio a la fuga en el vehículo.

A causa del impacto, Teresa Suárez falleció en el lugar, mientras que Rodrigo Justiniano y Nicol Yanine Yovió fueron trasladados con lesiones graves a una clínica de Montero. Al día siguiente del hecho murió la jovencita Nicol Yanine.

Herland Monasterio, subdirector de Tránsito, indicó que el vehículo infractor fue hallado y decomisado de un domicilio particular en la capital cruceña. El autor sigue prófugo.

Asimismo, la madrugada del sábado en San Julián perdió la vida el motociclista Teodoro Yucra Choque (35). El reporte policial detalla que el ahora occiso circulaba, al parecer, velozmente por la avenida Patujú y salió por los aires debido a que no se percató de la presencia de un rompemuelles, lo cruzó sin freno, lo cual hizo saltar a la moto bruscamente.

Yucra cayó de cabeza en la calzada, lo que le ocasionó graves heridas. No llevaba puesto el casco de protección.

El domingo 23 de febrero, a las 10:30 aproximadamente, en el km 18 de la ruta a Camiri, se produjo un choque frontal entre dos vehículos causando la muerte de Hugo Rosales Rojas (43).

Se sabe que la vagoneta Nissan, color guinda, sin placas, conducida por Wilber Chipana Suxo, colisionó con la vagoneta Toyota, placa 2615-BKU, al mando de Hugo Rosales, quien pereció casi en el acto, mientras sus acompañantes, Dennis Aldair Rosales Llanos y José Zárate N. sufrieron heridas de consideración y fueron trasladados a una clínica privada.

En la urbe cruceña, en la intersección de la avenida Roca y Coronado y la calle Postrervalle, perdió la vida una mujer, identificada como Roxana Montaño Calderón (38), que fue atropellada en plena calzada.

El conductor infractor, José Manuel Useda Romero (27), está aprehendido en celdas de Tránsito a la espera de su proceso penal por homicidio en accidente de tránsito.

El subdirector Monasterio informó de que el lamentable hecho se produjo alrededor de la 1:00 de ayer martes, cuando, por razones que se investigan, la infortunada transeúnte se encontraba tendida, durmiendo, sobre la capa asfáltica, situación de la que el autor del hecho no se percató a tiempo y la atropelló.

Useda, al notar que había alguien debajo de las ruedas del vehículo, se detuvo y dio retro en el afán de liberar a la víctima, pero ya era tarde, pues le había ocasionado fracturas múltiples en la cara y en otras partes del cuerpo.

El subdirector de Tránsito manifestó que se indaga el caso, pues llama la atención que la mujer se hubiera quedado dormida en la avenida. Un análisis confirmó que la víctima estaba en estado de ebriedad, mientras que el conductor se encontraba sobrio.

Entre el sábado y parte del martes, Tránsito registró medio centenar de accidentes viales, entre los cuales se vieron involucrados uniformados policiales.

Ayer, por ejemplo, cerca del mediodía en el Plan Tres Mil, un automóvil plateado cayó en un canal de drenaje. Los ocupantes eran dos policías, que se encontraban en evidente estado de ebriedad, por lo que decenas de vecinos los agredieron verbalmente por conducir bajo influencia alcohólica.

La Ballivián, ‘tierra de nadie’

La presencia policial no fue suficiente para frenar a los pandilleros que acostumbran a disfrazarse de carnavaleros en la calle Ballivián y en arterias adyacentes. La noche del lunes, un grupo de inadaptados acorraló a una pareja, la agredió y apartó a un joven de su enamorada, a la que procedieron a manosear y arrancarle la blusa.

Varias personas fueron testigos del hecho, pero no se atrevían a intervenir por temor a los violentos. Llamaron a la Policía y los agentes que llegaron al rato arrestaron a cinco sospechosos del maltrato: un adulto y cuatro menores de edad, que ahora se encuentran preso en la Felcv, donde están siendo procesados por la fiscal Rosángela Fernández por el delito de abuso sexual y otros.

Ayer por la mañana, en la misma calle Ballivián, una gavilla de antisociales en un número aproximado a los 50 se dio a la tarea de asaltar a mujeres jóvenes para quitarles los teléfonos celulares.

Agentes de la Policía patrullaron la zona horas después, pero ya los delincuentes se habían mimetizado con los carnavaleros.

“Es una pena que estas personas que son ajenas a la fiesta de Carnaval se apoderen de las calles tradicionales donde las familias y comparsas disfrutan de una fiesta alegre y colorida. Es por eso que los grupos prefieren cerrar sus calles y restringir la circulación porque la violencia se vive a flor de piel y no permite un disfrute tranquilo. La Policía no se da cuenta que esto es una constante y a toda hora”, lamentó una vecina de la intersección de la calle Ballivián y Cobija.

Incluso, hubo comparsas que evitaron circular por esta vía debido al poco respeto de algunos jóvenes que llegaron hasta la zona para hacer su propio Carnaval (con pintura, excesos y provocaciones de violencia). Además, en la zona del primer anillo algunos vehículos sufrieron destrozos ante ‘la vista gorda’ de algunos efectivos policiales.

Con nota alta


Si bien los sucesos mencionados empañaron el Carnaval, los verdaderos protagonistas fueron los comparseros que se apostaron en las calles centrales de la ciudad. La reina del Carnaval, Romy Paz, fue muy solicitada por las personas que llegaron hasta el núcleo de la comparsa Chirapas (en la intersección de las calles Ñuflo de Chávez y Chuquisaca). Además, los coronadores hicieron gala de su prestigio recorriendo las calles y visitando a otras comparsas.

Asimismo, en las calles aledañas, alejados del tumulto, las familias también vivieron su propio Carnaval. Niños jugando con agua, espacios de recreación entre vecinos, parrillas y diversión sana también exponen las verdaderas raíces de la fiesta grande de los cruceños.

Las comparsas tradicionales también crearon un espectáculo propio con el apego a la banda, la tamborita y música representativa de la zona oriental.

Bajas ventas

Los negocios que acostumbran a dinamizarse en estos fiestas, se vieron desinflados por el poco movimiento percibido en los últimos días. Desde los que apuestan por vender bebidas en las calles (con autorización) hasta los que venden mesas para la challa reconocieron que a diferencia de otros años las ventas estuvieron bajas.

A esto se suma el comportamiento en los mercados. Aunque se denotó la presencia de vecinos haciendo compras para cerrar con broche de oro el jolgorio, los comerciantes reconocieron que las ventas no fueron como en años anteriores. Los que sí aprovecharon fueron los radiomóviles y servicios de transporte a través de aplicaciones, ya que la presencia de micros y trufis fue escasa.

“Se nota que la gente está guardando su dinero y eso afecta a todos los que esperamos el Carnaval para vender”, señaló uno de las comerciantes del mercado Abasto. El tema de la austeridad se percibió desde el día del corso, con sillas que estuvieron vacías.

En las provincias

El Cabildo Indígena de San Ignacio de Velasco, conservando una antigua tradición, visitó ayer el santuario de Betania, donde año a año pronuncian el sermón de 40 horas en idioma bésiro, bailan por las calles con las banderitas y sus instrumentos nativos y visitan a las autoridades, a quienes guasquean con chicotes de cuero como advertencia para que manejen bien la cosa pública.

El cacique Vicente Chuvé manifestó que chicotearon al alcalde Moisés Sales y al subgobernador Juan Carlos Toledo para que se porten bien en la función pública y hagan una buena gestión, tomando en cuenta la cultura y tradición del pueblo chiquitano.

Para hoy, a las 17:00, se prevé el entierro del muñeco del Carnaval, con un ritual de las comparsas en Betania y se despiden hasta el próximo año.

En San Javier, las comparsas y grupos carnavaleros compartieron con espectáculos para el público en las calles y en reuniones privadas en las que disfrutaron del tradicional churrasco o platos típicos, culminando con fiesta y mojazón.

La comparsa Sabandijas, que integran los adultos mayores, siguiendo una tradición de hace algunos años, eligieron a su reina para el Carnaval de 2021. Las Mamas Chiquitanas recorrieron las calles compartiendo su espectáculo con los pobladores y los coronadores Cañaverales con la reina del Carnaval javiereño, Andrea I.

Ayer los comerciantes realizaron el martes de challa, tradicional en el interior del país y que también se está arraigando en la región chiquitana.

Encuentro y regocijo

Otra de las facetas de este feriado se vivió en los retiros llevados adelante por las iglesias católicas, evangélicas y otras de corriente cristiana. Entre ellos resalta el Retiro Apostólico y Profético (RAP), organizado por el Centro Cristiano Evangélico Casa de Oración, un campamento de regocijo en la zona rural donde se congregaron cientos de creyentes y disfrutaron de actividades al aire libre, entre deportes y juegos de estilo militar.

En los barrios, el martes de challa aviva la fe de los vecinos que llaman a la prosperidad y buena suerte

Con los primeros rayos de sol, el humo del sahumerio invadió diferentes espacios de la capital cruceña, en especial los negocios y centros de abastecimiento. Esta muestra es parte del concepto de buena suerte y prosperidad, un sentido propio que se traduce en el tradicional martes de challa, una costumbre ancestral andina que tiene su propio lugar a escala nacional.

La actividad, un signo de agradecimiento a la Pachamama, tiene entre sus características engalanar inmuebles, vehículos o lugares de trabajo con serpentinas, globos y papel picado. Además, se da paso al encendido de carbones, cuyas brasas serán esenciales para armar las mesas, según la comerciante Roberta Mamani.

“Así como las personas se alimentan, también la Pachamama debe recibir su alimento y su ofrenda. Es por eso que las mesas (consistentes en un k’oa, papel con hierbas, adornos, alimentos e incienso, entre otros elementos con formas y figuras) se entregan antes y después del mediodía”, explica al preparar las mesas que se venden desde Bs 20 hasta Bs 250.

Los ciudadanos, especialmente los de raíces andinas, acudieron a los mercados (Mutualista, Los Pocitos, Abasto y La Ramada, los más populares) para proveerse de los materiales para la challa.


LO QUE VIENE

Vuelta a la normalidad

El paso de los comparseros por el circuito carnavalero en el centro de la capital cruceña dejó mugre, basura y paredes pintarrajeadas, por lo que el Gobierno Autónomo Municipal, por intermedio del gerente de Emacruz, Johnny Bowles, informó de que el lavado de calles empezará hoy desde las 7:00

Falta carnavalito

La verdadera despedida de la fiesta grande será este domingo, donde las comparsas se reúnen para realizar actividades propias y dar por cerrado el Carnaval. Además, hay actividades en las cabañas del río Piraí, donde se da lugar al entierro tradicional del muñero que simboliza a la fiesta grande.

Miércoles de ceniza

Hoy es el primer día de Cuaresma, es decir, los 40 días en los que la Iglesia convoca a los fieles a la conversión y a enfocarse en los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo en Semana Santa. Para la ceremonia se queman los restos de las palmas bendecidas el Domingo de Ramos del año pasado y se aromatizan con incienso.

Mira las imágenes que dejó el carnaval: 

Los niños fueron protagonistas del RAP de la Iglesia Casa de Oración


Romy Paz (dcha.) no negó muestras de afecto al público del centro



En espacios cerrados, las comparsas disfrutaron del ‘Carnaval de calle’


Así quedó uno de los vehículos siniestrados en la carretera a Camiri