Escucha esta nota aquí

Una de las últimas pericias realizadas en el proceso investigativo por las muertes en el barrio Cofadena, de Montero, determinó que los petardos secuestrados en poder de Iván Cala Ventura, Joan Elías Nina Peñaloza y David Peñaloza López, fueron modificados para que se conviertan en verdaderas armas letales.

El informe del trabajo criminalístico al que tuvo acceso EL DEBER, fue entregado a la Fiscalía el 23 de septiembre pasado y determina las modificaciones que sufrieron tres artefactos analizados por los agentes del Instituto de Investigaciones Técnico Científicas de la Universidad Policial (Iitcup).

Esta instancia pericial dictaminó que los elementos analizados son artefactos explosivos improvisados que los afines al MAS utilizaron durante la refriega contra los cívicos en octubre de 2019.

El informe demuestra, a través de la apertura de los explosivos, que estos fueron rellenados con pólvora adicional a la que los petardos tienen de fabricación y que, además, se les colocaron perdigones similares a los que utilizan los cartuchos para escopeta con munición calibre 12 y 16.

Las muestras fotográficas de los elementos peritados, permiten observar perdigones mezclados con la pólvora que se añadió a los artefactos, que además fueron sellados con cintas adhesivas para que la explosión sea más intensa y pueda causar más daño material o personal en medio de la trifulca.

En aquella oportunidad hubo más de 50 personas heridas en la refriega y dos cívicos, Mario Salvatierra Herrera y Marcelo Terrazas Seleme, murieron como consecuencia de impactos de arma de fuego calibre 22.

Este documento del Iitcup es una de las pruebas periciales que presentaron como parte de la acusación formal en contra de 10 personas, entre las que figuran militantes del MAS, exguerrilleros y exmiembros de grupos armados de otros países, como las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) o el Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA).

El juez montereño Róger Salvatierra, que recibió la acusación formal para ir a juicio oral en este proceso, deberá en las siguientes semanas remitir el expediente de la causa para que sea sorteado el Tribunal de Sentencia que conocerá el juicio oral. Sin embargo, el juez cautelar de Montero aún debe resolver la audiencia de medidas cautelares que fue suspendida en contra de Núñez, Cala y Peñaloza.

Además, se espera tener una orden de aprehensión y la declaratoria judicial de rebeldía en contra del exguerrillero peruano Óscar Martín Serna Ponce, prófugo de la justicia y que estuvo vinculado a Facundo Molares, ex de las FARC.