Escucha esta nota aquí

Pese a que existía una orden de captura internacional en su contra, Antonio Parada se atrevió a acudir a las oficinas de la Policía Federal de la ciudad brasileña de Corumbá. El principal acusado de los 800 ítems fantasmas en la Alcaldía cruceña ya había visitado, en diciembre, dos veces esa comisaría policial y no había sido detenido.

Esta mañana, Parada creyó que tendría la misma suerte del mes pasado y fue a la Policía Federal, a recoger su trámite de migración para residir en Brasil, puesto que semanas atrás había solicitado refugio político, sin embargo, fue aprehendido por los agentes policiales.  

Tras que se destapó el caso ítems fantasmas, Parada huyó del país. Los servicios de inteligencia de la Policía Boliviana detectaron a principios de diciembre del año pasado que el exfuncionario municipal había ingresado a territorio brasileño por pasos no autorizados para burlar los controles migratorios

El 15 de diciembre el exdirector de Recursos Humanos del municipio de Santa Cruz de la Sierra enfrentó por primera vez a las autoridades brasileñas, cuando en la ciudad fronteriza de Corumbá intentó regularizar su situación migratoria. Fue retenido por algunas horas, pero quedó libre.

Después, el 21 de diciembre, Antonio Parada junto a su hermano, Guillermo Parada Vaca, pidieron asilo político en Brasil argumentando ser “perseguidos políticos” en Bolivia. Según el Diario Corumbaense, los dos involucrados en el caso ítems fantasmas pretendían quedarse en la ciudad de Campo Grande.

El 30 de diciembre, Interpol activó el sello rojo en contra de los hermanos Parada, principales investigados en la creación de al menos 800 ítems “fantasmas” en la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra. Desde esa fecha se intensificaron los trabajos de búsqueda de los sindicados y fue así como Guillermo cayó en Panamá un día después.

Los servicios de inteligencia de Brasil sabían que Antonio Parada seguía en Corumbá, pero no habían logrado capturarlo hasta ahora, cuando el sindicado decidió llegar hasta las oficinas de la Policía Federal a solicitar su registro migratorio para permanecer en el vecino país.

Al percatarse de la presencia del exdirector de Recursos Humanos, los agentes policiales ejecutaron la orden judicial en su contra emitida por el ministro Alexandre de Moraes, del Supremo Tribunal Federal. Ahora se está a la espera de que las autoridades bolivianas realicen el trámite de extradición de Parada.

El informe de la Policía Federal al que tuvo acceso EL DEBER detalla que la aprehensión se dio “gracias al intercambio de información entre los policías federales de Corumbá, la Oficina de la PF (Policía Federal) en Bolivia, la oficina central de Interpol en Brasilia y el Centro de Cooperación Internacional ubicado en la Policía Federal en Río de Janeiro”.

Comentarios