Escucha esta nota aquí

La comisión de fiscales, compuesta por Yolanda Aguilera y Marcela Terceros, presentará la mañana de este sábado la imputación formal contra Julio César Herbas, exfuncionario de la Alcaldía cruceña, ante el juez e instrucción penal, para que defina la hora y fecha de su audiencia cautelar. Herbas es el primer aprehendido por la investigación que se desarrolla sobre la creación de al menos 800 ítems fantasmas por el anterior Gobierno municipal.

El fiscal departamental, Róger Mariaca, informó que el extrabajador municipal está siendo acusado por los delitos de incumplimiento de deberes, legitimación de ganancias ilícitas, conducta antieconómica y contratos lesivos al Estado.

La aprehensión de Herbas se dio el viernes por la tarde, luego de que prestara su declaración por más de cinco horas en las oficinas de Anticorrupción de la Fiscalía Departamental. 

La comisión de fiscales realizó una valoración y fundamentó su resolución de aprehensión, por considerar la existencia de indicios en su contra, además del peligro de fuga y de obstaculización en la investigación.

Ahora, la Fiscalía prepara la imputación contra el sindicado para presentarla ante un juez de instrucción penal y que este defina, la fecha y hora (no más de 24 horas después de recibir la notificación) de la audiencia cautelar para el primer detenido del caso ítems fantasmas.

Declaración develó que repartía dinero de los ítems fantasmas

“No tengo nada que esconder. Voy a colaborar con la justicia, ya ustedes se van a enterar de lo que voy a decir”, fueron las únicas palabras que dijo ayer Herbas antes de ingresar a las oficinas de la Fiscalía. Después fue aprehendido y trasladado, enmanillado, hacia celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc).

EL DEBER tuvo acceso al cuadernillo de investigación de la Fiscalía en el cual se encuentra el testimonio que ofreció Herbas. El imputado reconoció ser uno de los hombres de confianza de Antonio Parada Vaca, exdirector de Recursos Humanos de la Alcaldía, pero adujo que siempre fue utilizado para sus “mandados” y estuvo "amenazado" para colaborar, o de lo contrario sería despedido.

“Antonio Parada reclutaba gente, parece que se dedicó harto tiempo a reclutar gente para los ítems. La finalidad seguramente eran las ganancias ilícitas. Me daba 300 o 400 bolivianos para que entregue a esa gente que reclutaba, a quienes ni conocía”, refirió Herbas en su testimonio.

Además, el aprehendido dijo que él no retiraba el sueldo de los ítems fantasmas del banco, y que tampoco conocía quién lo hacía. Además, señaló que Antonio Parada le entregaba tarjetas de débito de los ítems fantasmas a su entonces esposa, Valeria Rodríguez, quien destapó este caso, para que ella utilice el dinero para su conveniencia.

“Tengo conocimiento de que Valeria manejaba tarjetas de débito con las cuales ella sacaba plata. Ese dinero era para ella y no para Antonio (…) Valeria utilizaba las mejores carteras, los mejores perfumes, vivía de viaje todo el tiempo”, declaró.

Comentarios