Escucha esta nota aquí

Comisiones de fiscales, con efectivos policiales, desde las primeras horas de este martes han procedido a allanar supuestos inmuebles de Antonio Parada y otros exfuncionarios municipales involucrados en el caso de los ítems fantasmas. 

 Son al menos cinco inmuebles que están siendo allanados en esta jornada, uno de ellos está ubicado en la calle Armonía, de la avenida Paraguá, otro en el barrio Urbarí, otro en el cuarto anillo y avenida San Aurelio (condominio cerrado).

Ayer, una de las fiscales que investiga el caso informó que existen datos preliminares que indican que Parada es propietario de al menos seis inmuebles; no obstante, en una entrevista cedida a un canal televisivo, el denunciado negó tener bienes millonarios,  incluso dijo que vivía en un inmueble alquilado. Se desconoce el paradero de Parada, por lo que el Ministerio Público ha emitido una orden para detenerlo. En la entrevista a Gigavisión, Parada no quiso revelar dónde se encuentra, solo dijo que se ha puesto a buen recaudo.

Más fiscales

Este martes, el fiscal departamental de Santa Cruz, Róger Mariaca, confirma la llegada de dos nuevos fiscales anticorrupción enviados desde la Fiscalía General del Estado. Ambos funcionarios refuerzan la comisión de fiscales encargada de investigar la denuncia por supuestos ítems fantasmas en la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra.

La decisión del Fiscal General del Estado, Juan Lanchipa, también interfiere en una decisión del propio Mariaca y ordena reabrir el caso sobre contratos irregulares denunciado a finales de mayo de este año por el alcalde Jhonny Fernández. 

El fiscal departamental había ratificado el rechazo al mencionado proceso adscribiéndose a los argumentos del fiscal encargado del caso. "No había una auditoría interna de la Alcaldía" y tampoco se podía conocer el daño económico incurrido en contra de la comuna, dijo. 

Para Mariaca, el cierre del caso respondía a "una decisión fundamentada".

La llegada de los fiscales forma parte de los mecanismos que tiene la Fiscalía para garantizar un proceso que determine el alcance de la denuncia sobre la posible existencia de 800 ítems fantasmas en la Alcaldía cruceña. La determinación asumida en Sucre es respaldada por Mariaca, quien descarta que haya sido "presionado por alguna autoridad".

El mencionado caso involucra a exfuncionarios municipales de las gestiones de Percy Fernández y Angélica Sosa. La primera denuncia implica al ex director de Recursos Humanos de la comuna, Antonio Parada Vaca, como supuesto cabecilla en la creación de ítems fantasmas.

Posteriormente, la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra amplió la denuncia a otras exautoridades como involucrados en una red que habría gestionado la cobranza irregular de ítems.

Mariaca asegura que la labor del Ministerio Público se lleva adelante de manera cautelosa y que ya se han cursado las primeras órdenes de aprehensión en contra de Antonio Parada y del hermano de este,  Guillermo Parada Vaca. 

Durante las primeras horas de este martes, la Policía ha procedido con diversos allanamientos en cinco inmuebles como parte del proceso de investigación. 

Como parte de las etapas del proceso, el fiscal departamental invita a los hermanos Parada para que se presenten ante le Ministerio Público para coadyuvar con sus declaraciones. En una entrevista televisiva, Mariaca ofreció "las garantías del debido proceso" para las imputados.

El caso de los ítems fantasmas ha vuelto a reposicionar la denuncia que realizó el 28 de mayo el alcalde Fernández. En aquella ocasión, el municipio señaló más de 2.000 contratos irregulares que se detectaron durante la última parte de la gestión de Angélica Sosa al frente del ente ejecutivo.

Para el fiscal departamental. la denuncia presentada recientemente por la ex esposa de Parada presenta "nuevos elementos para el proceso" y por tanto amerita su reapertura. Mariaca aclara que "para acusar se necesitan pruebas contundentes" y por ello, las pericias del Ministerio Público deben realizarse de manera profusa.

La denuncia interpuesta por JJhonny Fernández contemplaba 1.208 funcionarios que no marcaron asistencia durante el periodo de enero a marzo de 2021, 530 contratos ilegales de personal eventual, 591 contratos que no ingresaron al sistema, 281 que carecen del respaldo de título profesional y 310 que ni adjuntan la libreta del servicio militar.

El burgomaestre pidió a las distintas secretarías dependientes del municipio para que "acompañe  (la investigación) con toda la documentación que solicite la comisión de fiscales".

Lea también


Comentarios