Escucha esta nota aquí

Luego de seis horas de alegatos, el juez Tercero Anticorrupción, Roberto Parada, determinó este domingo enviar a la cárcel de Palmasola, por 180 días, a Julio César Herbas Aguilera, uno de los involucrados en el caso ítems fantasmas.

Herbas deberá permanecer recluido hasta el 10 de junio del 2022 por determinación de la justicia. El juez dio curso a la solicitud del Ministerio Público, que pidió detención preventiva del imputado en el centro penitenciario cruceño, por considerar que existe riesgo de fuga. Además, el juez instruyó al director de Régimen Penitenciario que se brinde garantías a Herbas, por existir presuntas amenazas contra el acusado.

La audiencia, que se inició pasadas las 9:00, concluyó a las 15:00 en el Palacio de Justicia. Herbas está imputado por los delitos de incumplimiento de deberes, legitimación de ganancias ilícitas, conducta antieconómica y contratos lesivos al Estado.

Durante la audiencia, Herbas prácticamente reiteró las declaraciones hechas el viernes ante la Fiscalía, es decir, dijo que fue utilizado y amenazado por Antonio Parada, exdirector municipal de Recursos Humanos, y que no denunció las irregulares por miedo a ser despedido como funcionario municipal.

Reconoció ser uno de los hombres de confianza de Parada, pero adujo que siempre fue utilizado para sus “mandados” y siempre estuvo "amenazado" para colaborar, o de lo contrario sería despedido.

Se declaró inocente, aseguró que no participó en la captación de personas para los ítems fantasmas como se le acusa, e incluso derramó lágrimas. También lamentó el daño que le está causando este caso a él y a su familia.

Herbas también manifestó que él no cobraba los sueldos de los ítems fantasmas del banco, y que desconocía quién y cómo lo hacían. Además, señaló que Antonio Parada le entregaba tarjetas de débito de los ítems fantasmas a su entonces esposa, Valeria Rodríguez Paz, para que esta utilice el dinero para su conveniencia.

Valeria manejaba tarjetas de débito con las cuales ella sacaba plata. Ese dinero era para ella y no para Antonio (…) Valeria utilizaba las mejores carteras, los mejores perfumes, vivía de viaje todo el tiempo”, declaró.

Por su parte, la comisión de fiscales, a cargo de

 Yolanda Aguilera, Marcela Terceros y otros, indicaron que existen varios indicios contra Herbas, especialmente testigos que lo señalan de reclutar personas para beneficiarse con ítems fantasmas. 



Julio César Herbas, imputado, dijo al juez Roberto Parada que teme por su vida, por lo que pidió garantías/Foto: Enrique Canedo

Herbas es uno de los siete procesados en el bullado caso de los ítems fantasmas. El martes la comisión de fiscales allanó la vivienda de Herbas durante los operativos de búsqueda de Antonio Parada Vaca, exsecretario de Recursos Humanos. En la vivienda se encontró un arma de fuego.

Según los registros de la Alcaldía cruceña, Herbas ingresó a a trabajar como 'Encargado B', percibiendo un salario de Bs 4.485 y en 2018 llegó a ganar un haber básico de Bs 6.239.  

De acuerdo con los testigos, Herbas empezó a captar a sus amigos de confianza con los que jugaba fútbol desde el año 2014. Les ofrecía trabajar en la Alcaldía y les pedía sus documentos personales para hacer la solicitud de contrato.

Las personas eran contratadas por el municipio, pero muchas de ellas se enteraron meses después que habían sido aceptadas y cuando hacían sus reclamos Herbas les ofrecía pagar 300 bolivianos “sin hacer nada”, es decir sin trabajar. Además, les daba Bs 50 más si metían a otras personas de confianza en los “’ítems fantasmas”, como si se tratase de una red piramidal.





Comentarios