Escucha esta nota aquí

Luego de que los cuatro policías, incluyendo un coronel, así como siete periodistas y trabajadores fueran secuestrados en Las Londras y prestaran sus declaraciones ante la comisión de fiscales y agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), fueron enviados ante forenses para que se sometan a las valoraciones médicas y sicológicas.

La mayoría de los trabajadores de la prensa recibió las certificaciones con varios días de impedimento por haber recibido golpes, patadas y cachazos con armas de fuego. Entre los afectados figuran dos reporteros de la red Uno, dos de Unitel, uno de ATB, uno de PAT y uno del Grupo EL DEBER.

Uno de los policías resultó ser el más afectado de forma física al haber sufrido rotura de costillas, por lo que recibe atención médica.

Sin embargo, ante los peritos forenses, los afectados no solo que se sometieron a valoraciones físicas sino que revelaron hechos calificados como vejámenes. Entre los periodistas, una mujer reveló ante los forenses que enfrentó un trato realmente degradante y una humillación, que difícilmente podrá borrar de su mente.

Las valoraciones forenses ya forman parte del cuadernillo de investigaciones de la Fiscalía como pruebas acumuladas contra los encapuchados armados, que tendrán que responder ante la justicia.

Comentarios