Escucha esta nota aquí

El exdirector de Recursos Humanos de la Alcaldía cruceña, Javier Cedeño, sostuvo que la exalcaldesa interina Angélica Sosa montó una estructura de corrupción en la que no solo había ítems fantasmas, sino también extorsiones a gremialistas y a locales públicos. 

El exfuncionario municipal se presentó ante el Ministerio Público y declaró en la cámara Gesell, reservada para los colaboradores de una investigación. Todas estas acciones y declaraciones se dan en el marco del caso 'Ítems fantasmas'.

El exfuncionario reveló que Sergio Perovic, esposo de la exalcaldesa interina, operaba como asesor externo de la Alcaldía e impartía órdenes a funcionarios municipales como Cedeño. Por ejemplo, le dijo que “no moleste a boliches como Plan B, Plan C, Luna Rosa y otros porque trabajaban con él”. También le instruyó que proyecte la reapertura de un cine que estaba cerrado.

Respecto a Angélica Sosa, Cedeño relató cómo ‘aisló’ al exalcalde Percy Fernández. 

“Angélica Sosa le hizo su despacho a Percy Fernández en el área de Parques y Jardines. A ese despacho casi nadie podía entrar. Al llevarlo a su casa, la que salía a hacer todas las cosas era Angélica Sosa; ganó protagonismo y Percy no tenía contacto con los demás. Ella decía que las cosas eran con ella y siempre que daba alguna orden decía que era por instrucción del ingeniero Percy Fernández. En Parques y Jardines, Percy tenía prácticamente un departamento, ahí comía y dormía. Posteriormente lo llevan a la clínica Dockweiler, porque ahí estaba Raúl Hevia, que cuando era funcionario municipal realizaba cobros para dar permisos de trabajo, incluso por 15 días”, dice textualmente la declaración de Cedeño.

El personal de confianza de Angélica Sosa

Cedeño también mencionó a quien era directora de Protocolo, Eliane Saavedra. Señaló que a ella le dieron una licencia sin goce de haberes cuando su hijo fue acusado por el caso ‘La Manada’, pero que en los hechos cobró su sueldo durante ese tiempo. También indica que la madre de esta funcionaria (de apellido Daza Aguilera) tenía un ítem fantasma; es decir, cobraba pero no trabajaba.

Señala que Roberto Añez era parte del personal de confianza de Angélica Sosa, que la reemplazó en Parques y Jardines y manejó el mismo “sistema de sobreprecios y recaudaciones que Sosa”.

Cedeño también dijo que lo sacaron de la dirección de Seguridad Ciudadana (Secretaría donde fungió como autoridad) y que posesionaron a Carlos Alberto Méndez  quien habría dicho que necesitaba hacer recaudaciones para Sosa; que a los gremialistas de las Alasitas les sacaron Bs 300.000 y a los de la Feria de Invierno Bs 350.000. 

“Eso sucedía en casi todas las secretarías. Incluso recaudaban con los sobreprecios”, declaró, volviendo a involucrar a Perovic (esposo de Sosa).

Comentarios