Escucha esta nota aquí

Un total de 198.715 litros de agua en 29 descargas es el resultado del trabajo del helicóptero Chinook tras dos jornadas de operación en los incendios forestales en la provincia de Guarayos, específicamente en el municipio de Urubichá, de acuerdo al reporte del Ministerio de Defensa, que también desplazó al personal para combatir por tierra el fuego y hacer las verificaciones para evitar una posible reactivación de las llamas.

La secretaria de Medio Ambiente de la Gobernación, Cinthia Asin, informó que las labores se centran en las comunidades de Salvatierra y Corurú, que son espacios cercanos a asentamientos humanos y es a lo que se da prioridad. Con una mayor calma ante la situación de incendios, no se descarta que la aeronave de la ayuda canadiense se traslade a Concepción para hacer el mismo trabajo en la reserva de Copaibo.

Actualmente, en el departamento cruceño hay 22 incendios forestales activos, según el reporte de Asin. Ayer se controlaron siete, pero se reactivaron dos en San Ignacio de Velasco, por lo que esta región también sería candidata para recibir el soporte del Chinook.

"El trabajo conjunto que realizamos como comité de crisis y  la sumatoria del comando de incidentes, con todos los recursos, han dado buenas resultadosSe esperan más lluvias y esto será de ayuda para mitigarlos", acotó la secretaria de Medio Ambiente.

Hay nueve municipios afectados en Santa Cruz y lo que preocupa a las autoridades es que hay lugares que son inaccesibles o que están en serranías, como los incendios de los valles. Incluso hay zonas donde no existen caminos, pero Asin sostuvo que en ningún lugar se ha dejado de trabajar. Se da prioridad a los lugares cercanos a los asentamientos humanos. 

El trabajo del Chinook es importantísimo por la vegetación que hay, pero si no se trabaja por tierra, las labores no son 100% efectivas", dijo la autoridad, a tiempo de añadir que en Santa Cruz ya se quemaron 1,3 millones de hectáreas.

Comentarios