Escucha esta nota aquí

La marcha indígena chiquitana, que permanece en la plaza 24 de Septiembre, se viste de luto. El dirigente Franklin Moreno denunció el fallecimiento de un marchista de Tierra Firme a consecuencia de  "golpes y torturas" recibidos de los avasalladores. 

Carlos Cruz, de 42 años, falleció en el centro de salud San Carlos, de la capital cruceña. De acuerdo a las denuncias realizadas por los dirigentes de la marcha chiquitana, el deceso se produjo a consecuencia de las agresiones  por un grupo de avasalladores. Cruz se encontraba en Tierra Firme para reunirse con su familia.

El testimonio ofrecido por Aurelio Ortega revela que, al igual que a Cruz, los avasalladores los patearon, golpearon y torturaron. Los indígenas debieron escapar de la comunidad para buscar ayuda médica y atención para las heridas que presentaban.

Moreno aguarda la autopsia legal para que se esclarezca las verdaderas causas de la muerte del marchista. Además, señala que el cuerpo del indígena será velado en la plaza 24 de Septiembre, donde los demás integrantes de la marcha mantienen su vigilia. De esta manera, expresan su solidaridad a la familia doliente.

"Pedimos al ministro de Gobierno que haga cumplir la ley, que ponga alto a los avasallamientos y meta presos a los avasalladores", solicita el dirigente. 

Por su parte, Ortega indica que llevaban cuatro años viviendo en la comunidad Tierra Firme y que no es la primera vez que sufren avasallamientos. "No hay justicia para nosotros. Vienen a reconciliarnos y continua el problema", manifestó.

Comentarios