Escucha esta nota aquí

La Asociación de Choferes Nueva Esperanza, a la cabeza de Marcelo Mamani, determinó este viernes radicalizar las medidas de protestas en contra de los propietarios de micros. Los conductores exigen un seguro de vida para continuar trabajando. Amenazan con bloquear las calles de Santa Cruz de la Sierra a partir del lunes si su demanda no es atendida.

El dirigente de los agremiados dijo que en la reunión de delegados cumplida en esta jornada se decidió dar plazo, hasta la próxima semana, a los empresarios del transporte para que regularicen la aplicación del seguro de vida en beneficio del sector.

Mamani detalló que los dueños de micros pretenden hacer firmar un seguro pagado por el mismo conductor. “Quieren cobrar Bs 25 por mes”, aseguró el dirigente a EL DEBER tras argumentar que los choferes no están pidiendo nada fuera de las leyes municipales.

Por su parte, Aldo Terrazas, dirigente del sindicato Santa Cruz, considera que los choferes exigen seguros demasiado caros, lo que se complica el cumplimiento de este beneficio. “Nos piden un seguro de $us 30.000. Es demasiado”, refirió añadiendo que existe la voluntad de asegurar a los conductores, pero de manera paulatina. 

En esta época de pandemia, Terrazas dijo que el Gobierno Municipal debería apoyar al sector con pruebas gratuitas de Covid-19, para luego dar luz verde al seguro proporcionado por los dueños de motorizados.

En el área urbana de Santa Cruz circulan unos 8.000 micros, sin embargo las normativas obligadas de bioseguridad han mermado notablemente el número de unidades en la calle porque que no todas fueron acondicionadas para dar cumplimiento a las disposiciones sanitarias.