Escucha esta nota aquí

En el tercer anillo interno de la avenida Piraí, zona del mercado Abasto, choferes de la línea 74 se pusieron a pedir dinero en calidad de limosna a los transeúntes y automóviles que circulaban, imposibilitados de salir a trabajar en las unidades de transporte público a su cargo, debido a la cuarentena que rige desde el 22 de marzo. “Somos choferes de las líneas 74 y 75, pedimos su colaboración para llevar alimento a nuestras familias”, se podía leer en algunos de los letreros hechos sobre cartulina, esperando provocar la solidaridad y empatía de la población.  

Jorge Soliz, encargado de la cartera de Economía de la línea que circunda el segundo anillo, reconoció que el transporte ha sido el sector más golpeado por la medida extrema de cuarentena rígida y que hay mucha desesperación entre propietarios, choferes,  administrativos y el personal de mantenimiento de las unidades de transporte. 

Solo entre choferes suman 250 personas y están sintiendo que no tienen más dónde ajustar el cinturón.

A su vez, Soliz consideró esa movilización "no daba para tanto" y que tiene identificados a quiénes optaron por hacerlo porque se trataría de gente “que se gastó los Bs 700 que se les devolvió a cada chofer de la garantía que  aportan antes de  manejar un micro y los Bs 300 que la línea 74 y 75 entregó a cada uno de ellos para solventar en algo la canasta familiar”.

 “Hace 15 días  quise desmentir a ciertos choferes que se están aprovechando de la situación. Nosotros ya les entregamos a todos su garantía de Bs 700, además de Bs 300 en efectivo para la canasta familiar. Tenemos todos los recibos firmados y las cámaras de seguridad de nuestras oficinas registraron las imágenes de la entrega que se ha hecho”, detalló Soliz.  “Los conozco, los he identificado. Son los que todas las noches están coqueando y tomando, haciendo quedar mal a la línea”, agregó.

El dirigente transportista hizo saber que este martes tienen una reunión  con el municipio para tratar sobre las medidas de bioseguridad a implementarse cuando se levante la cuarentena estricta y los choferes puedan salir a trabajar.