Escucha esta nota aquí

Después de que Fernando Mesa Arancibia, principal sospechoso del doble feminicidio ocurrido a  inicios de semana en el municipio de Cotoca, fuera hallado sin vida, el director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de Santa Cruz, José María Velasco, anunció que se dio por cerrada la investigación del caso.

“Para nosotros, como Felcv, en lo que significa la investigación, este caso prácticamente ya ha sido cerrado, toda vez que el autor material de este lamentablemente hecho, que ha conmovido a toda nuestra ciudadanía, ha muerto”, dijo en una entrevista en el programa 'Primer plano' de Bolivia Tv.

El director de la Felcv de Cotoca, coronel Rubén Barrientos, explicó el operativo realizado para la búsqueda del agresor. Intervinieron 150 policías y contó con la ayuda de un grupo de exploradores que conocía las sendas en la frondosa zona de monte que rodea la urbanización.

Barrientos ubicó el lugar donde fue hallado el cuerpo sin vida de Mesa a unos dos kilómetros de la vivienda. Otros detalles que se derivan de la investigación revelan que se habría quitado la vida apenas unas horas después de asesinar a las dos mujeres. "La experiencia forense dice que el cuerpo tendría 3 o 4 días de fallecido", expuso el oficial.

El doble feminicidio se registró el 13 de septiembre en el municipio de Cotoca y las víctimas fueron la esposa y la hijastra del autor, Florentina Arteaga Cordero (36 años) y Adelaida Candia Cordero (18), atacadas con una picota.

El jefe policial explicó que se verificó que el cuerpo hallado era del autor del hecho de sangre por medio de una prueba de placas dentales de unos incisivos con unas coronas de oro, porque la elevada temperatura propia del oriente descompuso los restos humanos con rapidez.

“Se trasladó (el cuerpo) a la morgue para la autopsia correspondiente de ley. Aún no se ha planificado la autopsia médico legal, toda vez de que este caso de suicidio es competencia de investigación de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc)”, añadió. 

Los operativos estuvieron encabezados por el Comando de la Policía de Cotoca, al mando del coronel Rubén Barrientos, quien dirigió a un contingente de más 150 efectivos que se desplegó a en tres zonas aledañas al lugar del crimen. 

Además, se dispuso de canes y tecnología a través de drones para realizar los rastrillajes. A los trabajos se sumaron las fuerzas policiales de la capital cruceña, la Felcv y la Felcc.

El cuerpo del hombre fue hallado en el monte, en las inmediaciones de la urbanización donde se produjo el doble feminicidio. 

La autoridad policial dijo que la pesquisa tuvo la cooperación de una menor, que dijo que el sindicado robó unos cables de su casa para internarse en el monte y quitarse la vida.

“Hace diez años, aproximadamente, este señor le infringió una herida letal a su primera pareja. Pensando que la había matado, este señor ha ingerido órganos fosforados. Ya teníamos eso como antecedentes”, aseveró el jefe policial.

El titular departamental de la Felcv de Santa Cruz manifestó, por otro lado, que el Ministerio Público cambió la tipificación del hecho de sangre, porque con el suicidio del autor cambió la figura legal a feminicidio seguido de suicidio.

Comentarios