Escucha esta nota aquí

Tal como estaba planificado, la Policía y la Alcaldía, desde las 10:00, procedieron a cortar las vías aledañas a la rotonda del Cristo Redentor, donde fue montada la tarima para el acto principal del cabildo convocado por el Comité pro Santa Cruz.

Un día antes, el secretario de Movilidad Urbana, Rolando Ribera, había pedido a los conductores particulares no pasar por el área mencionada, para no saturar las calles usadas como desvío. Fue por ello que se vio poco tráfico de vehículos privados.

Los que no pudieron obedecer el pedido fueron los micros y trufis que prestan servicio por el segundo anillo o hacia los municipios del norte, los cuales llenaron la avenida Cristo Redentor, donde incluso no respetaron el camellón, subiendo a la jardinera para dar vuelta en ‘U’, en la búsqueda de una salida del caos.

Fernando Monroy, de Control y Readecuación Vehicular de la comuna, explicó que los controles, con señalización y cortes de calles, se prolongaron hasta las 22:00, del cual participaron 60 funcionarios de Tráfico y Transporte. A ellos se sumaron los 1.381 efectivos policiales que se apostaron cerca del Comando de la Policía, de la Fiscalía, del Tribunal Electoral y del Palacio de Justicia.

Servicios

El operador privado de la recolección de residuos sólidos, Vega-Solví, instaló cinco contenedores de basura cerca de la tarima y 100 personas para cuidar el aseo, a los que se sumaron 60, pasadas las 22:00, para barrer el área.

Otro servicio que se prestó en la concentración fue el de baños sanitarios, a los que se sumaron los urinarios desmontables de plástico, para evitar que los varones orinen por todos lados.

Lo que no pudo faltar fue la venta de poleras alusivas a la reunión, a Bs 40; y las banderas, a un costo de entre Bs 15 y 25.