Escucha esta nota aquí

Investigar a los responsables de la supuesta red de corrupción en el caso de los 800 ítems fantasmas. Ese es el nuevo objetivo del Concejo Municipal de Santa Cruz de la Sierra, ente que conformó una comisión especial para indagar los hechos al margen de la justicia. Cinco son los integrantes.

Los que conforman esta comisión son: Israel Alcócer, presidente del Concejo, además de Silvana Mucarzel (UCS), Manuel Saavedra (Demócratas), Juan Carlos Medrano (C-A) y Rosario Callejas (MAS). La aprobación fue por unanimidad.  

“Tenemos la posibilidad de generar una investigación independiente de la que haga el Ministerio Público y la justicia porque hay poca confianza en esas instancias. El Concejo Municipal tiene acceso a la información de cómo se les pagó a los fantasmas, de dónde salió la plata y cómo se organizaban”, afirmó ‘Mamen’ Saavedra de Demócratas.

Esta comisión también hará un seguimiento al caso de los más de 2.000 contratos irregulares que denunció el alcalde Jhonny Fernánde en el mes de mayo, tema que la Fiscalía, en principio, rechazó; sin embargo, en la jornada de ayer por instrucción del fiscal general, Juan Lanchipa, el caso fue admitido e ingresó a un proceso de investigación.

La creación de la comisión no implica que los demás concejales no puedan fiscalizar el caso o solicitar alguna documentación para su respectiva revisión. “La gente que le robó a la ciudad debe ir presa”, complementó Saavedra la tarde de este martes.

Por su parte, Alcócer dijo que la primera acción será reunirse entre los que conforman la comisión para delinear los pasos a seguir en el proceso investigativo de los legisladores cruceños. “Vamos a trabajar por tiempo y materia para dar con la verdad de los hechos”, indicó.

Las conclusiones de los concejales primero serán expuestas en el pleno del Concejo y posteriormente enviadas, como aporte, a la comisión de fiscales que investiga la presunta red de corrupción.

De momento, se conoce que Antonio Parada, principal investigado, salió de manera irregular del país, según la Policía Boliviana. Este caso fue destapado por la expareja de Parada, Valería Rodríguez, madre de sus tres hijos que tienen en común.

Comentarios