Escucha esta nota aquí

Cinco personas que fueron detenidas durante los enfrentamientos por el paro nacional en el Plan 3.000 serán presentados ante un juez cautelar mañana, tras ser imputados el delito de daños a bienes del Estado. Sin embargo, sus familiares piden su liberación argumentando que no participaron de los conflictos.

El lunes por la noche un fuerte contingente policial tomó la rotonda del Plan luego de que afines del Movimiento al Socialismo (MAS) y personas que se encontraban bloqueando se enfrentaran con palos, petardos y piedras. Durante esta intervención, diez personas fueron arrestadas, pero cinco fueron liberadas luego de ocho horas.

El comandante de la Estación Policial Integral (EPI) 3, Erick Olguín, dijo que la jornada del paro fue tranquila hasta las 16:00 en la zona de La Campana, cuando la lluvia cesó y los vecinos salieron a las calles a bloquear y se enfrentaron contra otro grupo que estaba en contra de esta medida.

“Se evitó que el conflicto pase a mayores dispersando a los grupos que generaban violencia. Luego se realizaron los rastrillajes y se logró acorralar a los responsables, quienes dejaron los palos que portaban, y fueron arrestados”, explicó.

El jefe policial dijo que cinco de los diez detenidos fueron liberados porque demostraron con pruebas que no habían participado en los enfrentamientos, mientras que los otros quedaron aprehendidos por la Fiscalía, debido a que se halló indicios suficientes que demuestran su participación en el caso.

“Entre los liberados había dos menores de edad, otro con deficiencia mental y dos universitarios que demostraron con mensajes de texto que fueron a un internet a imprimir sus tareas, motivo por el cual se determinó su cese de arresto”, comentó.

Por su parte, Roger Martínez, abogado de los sindicados, dijo que los jóvenes que quedaron aprehendidos también son inocentes, y que no participaron en las movilizaciones del paro en rechazo al proyecto de Ley contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas. Asimismo, señaló que en la audiencia de mañana se pedirá su libertad irrestricta.

La Fiscalía ya presentó la imputación contra los acusados ante el juez de instrucción penal y pide la detención preventiva en la cárcel. El delito es daños a bienes del Estado, debido a que en los enfrentamientos rompieron el parabrisas de una patrulla policial.

“En un principio también los estaban imputando por agravio a símbolos patrios, porque los acusaban de haber quemado una bandera, pero eso no pudo ser confirmado, pues no se hallaron los elementos. Sobre el daño al parabrisas, existe un grupo de personas que pagará el arreglo y se presentará la factura en la audiencia, pero quiero aclarar que los detenidos no fueron los autores”, comentó Martínez.

Los familiares de los sindicados llegaron a las oficinas de la EPI 3 del Plan 3.000 y protestaron por su detención, argumentando que fueron arrestados cuando caminaban por la calle después de que se registraron los conflictos. Asimismo, pidieron al juez que determine su liberación mientras se continua con las investigaciones.

Comentarios