Escucha esta nota aquí

Las autoridades cruceñas extremaron las medidas por el reporte del cuarto caso confirmado de coronavirus, siguiendo las determinaciones del Gobierno, y piden tranquilidad a la población que ayer al mediodía se volcó a los mercados después del anuncio de cuarentena lanzado por la presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa.

Por la tarde, el gobernador Rubén Costas siguiendo la línea del Gobierno anunció las nuevas medidas que, entre las principales, contempla la reducción a cinco horas laborales continúas (de 8:00 a 13:00) y establece horario de circulación para el transporte público urbano hasta las 16:00. Informó que los alimentos llegarán a los centros de abastecimiento (mercados, supermercados y centros de ventas), que atenderán hasta las 15:00.

“Se está garantizando que la población tenga transporte para que vaya trabajar y a abastecerse, por eso se ha previsto que el servicio de trasporte público urbano circule hasta las 16:00”, dijo el gobernador. El transporte interprovincial e interdepartamental será suspendido desde el viernes, excepto para los que trasladan alimentos y emergencias médicas.

La circulación de vehículos queda restringida a partir de las 18:00 hasta las 5:00, excepto para los que trasladen personal sanitario, policías, militares, bomberos y otros que deberán contar con la autorización expresa del Centro de Operaciones de Emergencia Departamental o los municipios.

Se cumplía a medias

Las medidas de prevención se cumplían a medias, por lo que ahora las autoridades aplicarán medidas de control más rigurosas.

Rosa Mejillón, que se transportó desde el km 9 hasta La Ramada, asegura que no se acataban las recomendaciones. Ella subió a la línea 44 roja y no había alcohol en gel y asegura que ni el chofer usaba barbijo. También dijo que era irregular la frecuencia de los micros, porque ella tuvo que esperar 30 minutos.

Litzi Orellana, indicó que prefirió transportarse en taxi, donde tampoco se aplica ninguna medida de prevención, por eso ella carga su alcohol en gel que está sujetado a su cartera.

Algunos asumieron más conciencia desde el principio. Yasgeny Saucedo, del barrio El Transportista, en la zona sur de la ciudad, dijo que usó la línea 23, y en los dos micros que la transportaron había alcohol en gel y el chofer estaba con barbijo. “Además los pasajeros iban sentados”.

En cambio, otros conductores sin temor cobraban el pasaje de los pasajeros, que muchos suben con tos y no tienen desinfectantes.

En las instituciones públicas, como la Gobernación, se ha extremado el control en el ingreso, donde se toma la temperatura al público. En las oficinas de Migración, el personal que atiende al público usa guantes y barbijos.

El director de Migración, Luis Orlando Reyes, informó que se atiende en horario continuo y se ha reducido en un 20% la atención al público.

Se vigila que la gente use el alcohol en gel y el barbijo, aunque el primero ya escaseó y han hecho un pedido para reponerlo.

Indicó que en Viru Viru se ha redoblado el control en coordinación con las autoridades de salud, para seguir los protocolos que corresponde.

El municipio

La gente se alarmó ante el anuncio de la presidenta del Concejo Municipal, Angélica Sosa, sobre una declaratoria de cuarentena y pidió a la población abastecerse. Eso llenó los mercados y supermercados.

Sosa hizo este anuncio ante la falta de disciplina que se observó en la población, sobre todo en locales nocturnos que se resistían a cumplir las medidas.



Comentarios