Escucha esta nota aquí

Una vez más se fractura el poder vecinal. Cuatro federaciones de juntas vecinales y una asociación se disputan la representatividad de los 1.500 barrios que existen en el municipio cruceño.

Hasta hace poco había cuatro federaciones de juntas vecinales y algunas uniones de juntas vecinales, pero se acaba de crear una organización a nivel de asociación en el distrito 12 (Los Lotes) a la cabeza de Carlos Mejía.

“La ley 341 del control social establece que ningún alcalde ni concejal puede inmiscuirse en asuntos de los vecinos, porque no pueden ser los que pidan obras, los que aprueben y los que fiscalicen”, expresó Mejía.
El concejal del MAS Tito Sanjinés afirmó haber sido invitado a la posesión del directorio de la nueva asociación, pero niega estar detrás de la conformación.

Las cabezas de las federaciones son: Abad Lino, que -según él- lidera la verdadera Federación Departamental de Juntas Vecinales, pues cuenta con personería jurídica; Pedro Zabala, de la Fejuve; Omar Rivera, de la Federación de Juntas Vecinales-Santa Cruz; y Laura Vincenti, que dirige la otra Fedjuve y que se desprendió de Rivera.

Lino, que desbancó a Rodolfo Landívar, lleva dos gestiones en el cargo, cada una de cuatro años. Estuvo otros dos años afuera mientras se desarrollaba el proceso penal que le instaló Landívar. Él no niega haber recibido apoyo político para derrocar a Landívar, pero asegura que no volverá a ser candidato y que dará paso a otros líderes.

Rivera dijo que el ente que dirige está conformado por líderes vecinales, sin afiliación política y que no son funcionarios públicos, pues viven de su salario. “Las otras federaciones están conformadas por funcionarios municipales disfrazados de juntas vecinales”, criticó Rivera.

Vincenti, de la Federación de Juntas Vecinales (paralela), aseguró que trabaja en favor de las demandas de servicios básicos y obras para los barrios y que su organización se sustenta con el aporte de Bs 10 de los dirigentes.

Hay red de juntas vecinales
El concejal Sanjinés critica la vigencia de tantas federaciones. “Hay tres federaciones manejadas por varones y una por una mujer. Nosotros no avalamos a ninguna. La Alcaldía ha creado su propia red de juntas vecinales para evitar observaciones a sus informes; creó su propia asociación y control social en cada distrito”, denunció