Escucha esta nota aquí

Más de un centenar de ciudadanos se encuentran en vigilia fuera de la casa de Luis Fernando Camacho, exlíder cívico y gobernador recientemente electo, así como fuera de la vivienda del padre de este, José Luis Camacho, con el fin de evitar que puedan ser detenidos por órdenes del Ministerio Público, por el caso del supuesto golpe de Estado. 

Las vigilias también se replican en otros lugares, tanto para manifestar su apoyo a los perseguidos como para expresar su desacuerdo con el actuar del Gobierno.

Por segunda noche consecutiva, grupos de vecinos se asentaron ante la casa de la familia Camacho en señal de vigilia y apoyo. Tras la detención de la expresidenta Jeanine Áñez y de los exministros  Álvaro Coimbra y Rodrigo Guzmán, se alertó ante la posibilidad de nuevas detenciones en el país.

La reacción de la gente no se hizo esperar y, al igual que en la capital cruceña, las protestas y manifestaciones también se han replicado en otros departamentos. Trinidad y Guayaramerín también registran sus propias vigilias. 

La Resistencia Civil de Oruro se autoconvocaba la tarde de ayer ante el Tribunal Electoral Departamental de su ciudad. Entre las arengas plantearon la urgencia de retornar a los cabildos como forma de hacerse escuchar como pueblo.

Cívicos convocan concentración

El presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, también ha confirmado para hoy (lunes)  una  gran concentración a los pies del monumento al Cristo Redentor para protestar contra las aprehensiones ciudadanas y denunciar la intención del gobierno que pretende sostener el relato del supuesto "golpe de Estado". La cita está marcada para las 18:00 horas 

Calvo adelantó que este martes se reactivará el Movimiento Cívico Nacional con la presencia de, al menos, representantes de siete departamentos. La agenda resalta el rechazo a las últimas detenciones realizadas y la denuncia ante las persecuciones de tono político.


Comentarios