Escucha esta nota aquí

El presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, expresó su respaldo a las movilizaciones de protesta asumidas por diversos gremios en contra de la Ley 1386, también llamada 'ley madre contra la legitimación de ganancias ilícitas'. Los cívicos no convocaron a la población a un paro como muestra de respeto a los sectores movilizados, que están encabezados por transportistas, gremiales y cuentapropistas.

El Comité pro Santa Cruz se abstuvo de convocar a la población a un paro o movilizaciones para este jueves, a pedido de los dirigentes de dichos gremios. 

"Queremos darle el respeto a cada sector, que se pueda manifestar de forma independiente", dijo Calvo sobre la determinación del ente cívico. Eso sí, asegura que son "coordinadores" y mantienen reuniones con los diversos sectores movilizados para conocer sus determinaciones y darles respaldo.

"Si el Gobierno no escucha, va a tener a la gente en la calle", agregó el cívico cruceño en declaraciones a los medios de comunicación.

Desde la pasada semana, sectores como gremiales y transportistas han liderado el rechazo a las leyes impulsadas por el Gobierno para la lucha contra la legitimación de ganancias ilícitas. "Los bolivianos queremos una libertad plena, una democracia plena", reiteró el líder cívico.

"Le quitamos el discurso al Gobierno de que esto (las movilizaciones) responde a un interés político", añadió Calvo para aclarar la actitud asumida. "Los sectores se están uniendo, se van a reunir y nosotros estamos prestos para respaldar sus determinaciones".

Las protestas sociales para solicitar la abrogación de la Ley 1386 moviliza "al pueblo que está marchando para que se respeten las normas, las leyes", complementó el dirigente cívico. 

Finalmente, reiteró que "no hay diferencia entre cívicos y sectores", ya que las acciones se toman en conjunto, "en unidad con el pueblo boliviano".

Comentarios