Escucha esta nota aquí

La Asamblea de la Cruceñidad se adelanta para este martes, a las 18:30. Se realizará de forma virtual, así lo informó el presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, quien adelantó que se defenderá la posición de los comités cívicos nacionales sobre la fecha de las elecciones nacionales, que, "por principio, debe anteponer la salud de los bolivianos".

La asistencia al salón colonial estará restringida para la veintena de miembros que conforman el directorio. La decisión responde a la importancia de mantener el distanciamiento social y evitar las aglomeraciones de personas durante la época de pandemia por Covid-19. Las plataformas virtuales del Comité pro Santa Cruz, así como algunos medios de comunicación, difundirán los pormenores de la Asamblea.

La virtualidad se impone y, por ello, los representantes de los 24 sectores que componen el ente cívico así como la participación de los pastpresidentes se realizará desde diversas plataformas digitales de interacción. 

Diego Castedo, gerente del Comité pro Santa Cruz, considera muy probable que también se ceda la palabra a representantes de las plataformas y activistas, "que son los protagonistas en la recuperación de la democracia".

Calvo adelantó la posición que planteará ante la Asamblea y que ha sido consensuada con todos los comités cívicos nacionales. "No vamos a elecciones mientras no haya un comité científico sanitario que garantice al pueblo boliviano que no se va a enfermar durante las elecciones", expresó. 

Para el líder cívico, la realización de las elecciones forma parte fundamental de la consolidación democrática que se inició con las luchas cívicas de octubre. Pero, frente a la situación de emergencia sanitaria, "se debe priorizar la salud de los bolivianos". 

Calvo observó la ausencia de cívicos y activistas en la mesa de diálogo convocada por la presidente Jeanine Áñez el domingo. Ante esta circunstancia, "no aceptamos la definición de esa comisión que se firmó  el día de ayer" sin la participación de los verdaderos protagonistas de la democracia boliviana.

"Tanto el Gobierno de transición como el Tribunal Supremo Electoral y los partidos políticos son consecuencia del movimiento cívico ciudadano que se gestó en octubre y estuvo 21 días aguantando para sacar al dictador", remarcó el representante cívico.

Al mismo tiempo denunció públicamente la situación de temor que se vive entre la población por los bloqueos de las carreteras. "Esos bloqueadores dependen de un mandato, dependen de recursos económicos que están viniendo del extranjero para mantener la convulsión. Es importante recordar las palabras que mantenía el señor (Faustino) Yucra con el señor Evo Morales, que le pedía convulsionar el país. Se está cumpliendo".

Según Calvo, "el pueblo se está cansando", pero insisten en que no se puede caer en las provocaciones, pues hay  gente pagada para provocar violencia. Como institución, insiste, "no estamos de acuerdo con la violencia", pero tampoco es que se quedará sin responder.

También criticó a la Central Obrera Boliviana (COB), que convocó a los bloqueos de rutas en el país. "La función de la COB es defender al obrero, defender al trabajador en lo laboral, no es defender a ningún partido político", dijo Calvo.