Escucha esta nota aquí

El Comité pro Santa Cruz confía en mantener la unidad del bloque multisectorial a pesar de las convocatorias realizadas por el Gobierno para dialogar con los dirigentes gremiales y del transporte pesado. "El deseo por vivir en libertad une a todos los bolivianos", dijo este viernes Rómulo Calvo, presidente del ente cívico cruceño.

"Estamos acostumbrados a que el Gobierno siempre quiera negociar individualmente para disminuir el movimiento cívico nacional", explicó Calvo.

El jueves, el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, convocó al sector gremial para una reunión a llevarse a cabo el sábado en Cochabamba. Del mismo modo, el transporte pesado habría recibido también una convocatoria para el diálogo.

El presidente cívico reconoce la independencia que gozan los sectores, pero recalca que "van con una sola tarea, que es reestablecer la libertad y la democracia". Además, los dos sectores que han liderado las protestas (transportistas y gremiales) "están en la línea del pueblo boliviano", aseguró.

Desde el movimiento cívico se confía en que ambos sectores se mantengan firmes en las demandas que motivaron el paro nacional multisectorial. "No pensamos que nos puedan decepcionar", añadió Calvo.

Además, observan un fortalecimiento de las protestas en la calles. "El pueblo boliviano ha tomado conciencia de lo atentatorio que son estas leyes" y a pesar de que son cinco días de bloqueos y paro, la movilización "no se ha debilitado".

Desde Creemos, partido opositor al Gobierno, recuerdan que el Ejecutivo nacional ya fracasó en una reunión con los transportistas de La Paz. "No le creen al Gobierno", dijo el diputado José Carlos Gutiérrez sobre el resultado del diálogo de socialización realizado en La Paz con los transportistas. 

Tanto Gutiérrez como el senador Henry Montero apuntan a la restitución de los 2/3 en la Asamblea Legislativa Plurinacional como la demanda prioritaria. "Así no vamos a tener leyes impuestas, no vamos a tener que hacer paro cada 15 días". señala el diputado.

Montero, por su parte, enfatiza que "el problema no es sectorial, sino de todos los bolivianos que no están de acuerdo con el actuar del Gobierno.



Comentarios