Escucha esta nota aquí

La Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía encaró, desde el jueves hasta el fin de semana, operativos para controlar a rockolas y lenocinios, donde se clausuró 45 de estos locales, la mayoría por no tener la licencia de funcionamiento ni la autorización de vender bebidas alcohólicas.

El titular de Seguridad Ciudadana, Carlos Alberto Moreira, indicó que no se está atentando con la fuente laboral de las personas, pero recordó que aquellos que quieran tener un local donde se vendan bebidas alcohólicas deben solicitar la autorización correspondiente.

Los infractores deberán pagar una multa de Bs 4.000 y luego hacer todos sus trámites necesarios para poder abrir de acuerdo a norma, y evitar estos inconvenientes. Advirtió que los que violenten estos precintos irán preso, porque eso es un delito.

Los funcionarios municipales se abocan a verificar  la licencia de funcionamiento, autorización para el expendio y consumo de bebidas alcohólicas, ruidos, espació público, control de productos e higiene.

De este operativo participaron funcionarios de diferentes reparticiones municipales como la Dirección de Transparencia, Prevención y Lucha contra la Corrupción, Secretaria Municipal de Medio Ambiente, Secretaria de Recaudaciones, Dirección de Protección al Consumidor, Dirección de Género y Generaciones, Departamento de Emergencia Municipal, Guardia Municipal, Dirección de Tráfico y Transporte; además de la Fiscalía de Distrito.