Escucha esta nota aquí

Diego Suárez, bombero voluntario y director de Quebracho, anunciaba en EL DEBER Radio que los bomberos voluntarios desplazados en las zonas de incendio necesitan vituallas para reponer las fuerzas. Llevan más de una semana desplazados en la zona de Copaibo y las provisiones que llevaron días atrás ya escasean.

Esta tarde, desde el Centro de Operaciones de Emergencia Departamental (COED) salía un camión con 8.000 botellas de agua y 4.000 de energizante para los municipios de San Ignacio y Concepción. La Directora del COED, Tatiana Áñez, señala que los envíos continuarán los próximos días con alimentos y raciones secas.

Al igual que el pasado año, decenas de bomberos voluntarios se han desplazado hacia la Chiquitania para controlar las llamas que afectan a diversos municipios. A ellos se suman un centenar de militares y un número similar de policías capacitados para trabajar en los incendios.

Una de las diversas acciones que impulsa el COED consiste en asistir a los voluntarios con alimentos e hidratación que les permita avanzar en la mitigación del fuego. 

Suárez manifestó en el programa ¡Qué Semana! de EL DEBER Radio que los bomberos requieren el apoyo de la población con la logística que les ayude a reponer las energías. A diferencia del pasado año, la crisis del Covid-19 ha dejado a los municipios sin recursos disponibles por lo que las unidades voluntarias han debido acudir con sus propias provisiones.

Áñez  recuerda que las donaciones se pueden entregar en el COED para que las desplacen, en los próximos días, hacia Concepción, San Ignacio o los otros campamentos que albergan a los militares y bomberos.

Entre los requerimientos más urgentes se menciona agua y energizantes "que nunca está de más por las altas temperaturas que afrontan", raciones secas y alimentos que sirvan para la olla comunitaria, destaca la directora del COED.

Entre los requerimientos solicitados también se registran herramientas especializadas para trabajar en zonas boscosas como picos y palas, mochilas contra incendios y vestimenta protectora. En la lista de medicamentos siempre se recuerda la importancia de colirio que alivie el ardor de ojos.

Áñez recuerda que hasta el momento, son 10 municipios que se han declarado en emergencia por la seguía. En 3 de esos municipios también se registra la emergencia por los incendios.

Hasta el momento, la Gobernación ha dispuesto 13 cisternas distribuidoras de agua que atienden en municipios como Lagunilla, Cuevo, Boyuibe, Vallegrande o San Ignacio. Con esta medida se atiende  las necesidades tanto de la población como de los animales