Escucha esta nota aquí

38 horas de lluvias causan desastre en la carretera antigua Santa Cruz-Cochabamba. Las lluvias han impactado en la vía. Los problemas comienzan en la doble vía a La Guardia y se extienden a lo largo y ancho de la carretera hasta llegar a Samaipata. Más de medio centenar de puntos de derrumbes, deslizamientos, caída de rocas y pérdida de terraplén ocasionaron el cierre de la ruta. Empero, algunos transportistas desafían el peligro y rebasan el control de la ABC.

La presencia policial solo se da en el retén de La Angostura (km 60).

Un equipo periodístico constató el deterioro de la carretera. Una prueba de ello es que hay unos 525 vehículos varados, entre autos, camiones, buses y vehículos particulares en tres tramos de la vía.

Lo peor de todo se encuentra entre las poblaciones de La Angostura y Samaipata donde se registran al menos una veintena de cortes.

En el trayecto La AngosturaPetacas se observó mazamorras y rocas.

La plataforma asfáltica desapareció en tres tramos y en uno de ellos cortó la vía. Maquinaria de la ABC trabaja en el lugar y abre una senda en un cerro para rehabilitar el tráfico, informó el gerente regional de la ABC, Adhemar Rocabado. Se prevé dar paso a los vehículos entre las 16:00 y las 18:00 de la presente jornada.

Una vez que se pasa las localidades de Petacas y La Negra, los problemas persisten entre las poblaciones de Mairana y Los Negros, donde los ríos se desbordaron.

La producción se paraliza
Los productores de hortalizas y frutas de los valles orientales exteriorizaron su preocupación por el corte de la ruta, pues afecta directamente a la comercialización de sus productos.
El presidente de Asohfrut, Nué Morón, anunció que los precios de las hortalizas tienden a subir en los mercados. La mayor parte de estos productos provienen de esta región.

Los Negros
Pobladores del distrito Los Negros, municipio de Pampa Grande, perdieron sus inversiones en hortalizas, legumbres y tubérculos a consecuencia de una crecida inusual del río Los Negros. El puente del lugar soportó el golpe del turbión que sobrepasó su altura, de 21 metros