Escucha esta nota aquí

Sillas vacías, ventanillas cerradas y letreros que advierten sobre el paro de actividades, eso es lo que encuentran los pacientes que llegan a los hospitales públicos de Santa Cruz. Hoy, los profesionales de salud cumplen un paro de 24 horas para exigir la contratación de al menos 600 profesionales de salud, entre médicos y enfermeros, pues sus contratos fenecen el 9 de mayo.

El presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Wilfredo Anzoátegui, lamentó el "silencio político" de las autoridades del Ministerio de Salud y la negativa a instalar un diálogo con el sector para abordar este y otros temas.

Como consecuencia de la falta de atención a las demandas del sector, este viernes se mantiene un paro nacional de 24 horas.

La medida fue asumida por el Consejo Nacional de Salud y acatada por los departamentos del país. Anzoátegui asegura que han enviado siete cartas a las autoridades nacionales para concretar un diálogo, pero que hasta ahora no han obtenido respuesta.

En concreto, el dirigente de los médicos en Santa Cruz centra su reclamo en la urgencia para la renovación de los contratos temporales que afectan a los trabajadores de salud que atienden en las unidades de terapia intensiva y los servicios de emergencia Covid-19. Son más de 600 contratos que fenecen el 9 de mayo.

El dirigente de los trabajadores en Salud, Robert Hurtado, respalda el paro. Además, alerta sobre los efectos que pudiera suponer una demora en la habilitación de los contratos mencionados, puesto que se debería cerrar los domos o centros de atención Covid por falta de personal

Como Secretario Ejecutivo de la Federación de Trabajadores en Salud, suma sus pedidos al de los profesionales médicos, puesto que "compartimos las mismas necesidades".

Los referidos contratos corresponden a la asignación de la Agencia de Infraestructura en Salud y Equipamiento Médico (AISEM) para contratar personal especial que refuerce la atención de pacientes con Covid-19. 

Hurtado dijo que desde febrero, estos trabajadores no han recibido el pago correspondiente por sus servicios.

La falta de encuentro con las autoridades nacionales preocupa a médicos y trabajadores. "Son lentos en la respuesta cuando más se necesita recursos humanos", señala Hurtado.

Para el dirigente, el paro es una forma de presión para que las autoridades del Ministerio de Salud reaccionen ante una "enfermedad que no tiene color político".

Otras demandas

Desde el Colegio Médico reiteran que la vacunación anticovid es el tema central que debe preocupar al sector. Como habían expresado anteriormente, el rechazo a la Ley de Emergencia Sanitaria "pasa a segundo plano".

La falta de vacunas ha obligado a suspender el plan de vacunación que se desarrolla en Santa Cruz en espera que arriben los dos lotes de dosis anunciados por el gobierno.

El Consejo Nacional de Salud (Conasa) recuerda al Ejecutivo su compromiso para otorgar un bono a las familias de los médicos fallecidos en la lucha contra el Covid-19. Solo en Santa Cruz, se registran 98 médicos fallecidos y los familiares de ninguno  de ellos recibió el incentivo.

El Conasa retomará la atención médica a partir del lunes y aplaza hasta su próxima reunión, el viernes 14, la posibilidad de insistir con las medidas de presión. Mantienen la esperanza de lograr un diálogo con el Ministro de Salud antes de esa fecha.

Comentarios